Sony congela salarios; otras tecnológicas podrían seguir pasos

jueves 19 de marzo de 2009 08:33 GYT
 

TOKIO (Reuters) - La firma japonesa de artículos electrónicos Sony Corp dijo el jueves que este año congelará los salarios de sus trabajadores, en momentos en que intenta recuperarse de una pérdida récord, y sus rivales podrían tomar la misma determinación ante el desplome de las ventas en el mundo.

El desempleo está creciendo en Japón debido a una baja en las exportaciones que ha obligado a las empresas a frenar producción, siendo el sector tecnológico uno de los más afectados.

A diferencia de muchas compañías japonesas, Sony no eleva los sueldos automáticamente cada año sobre la base de la antigüedad. Los incrementos salariales se fijan de manera anual para cada empleado de acuerdo a su función y su rendimiento.

"En esta oportunidad decidimos mantener sin cambios los sueldos de los trabajadores", dijo la portavoz de Sony Mami Imada, a las puertas del inicio de un nuevo año financiero que comienza el próximo mes.

Otras tres compañías tecnológicas -Toshiba Corp, NEC Corp e Hitachi Ltd- señalaron el miércoles que evaluaban adoptar medidas similares.

La crisis financiera mundial y la apreciación del yen, que en enero tocó máximos de 13 años, están llevando a Sony a una pérdida operacional que estima en 2.900 millones de dólares para el actual año fiscal que finaliza el 31 de marzo.

Sony anticipó en enero que reduciría el pago a sus gerentes entre un 10 y un 20 por ciento, mediante recortes salariales y de bonos de entre un 35 y un 40 por ciento.

Imada indicó que los bonos de los trabajadores se reducirán a pagos de cuatro meses, desde seis meses.

(Reporte de Mariko Katsumura en Tokio y Gerald E. McCormick en Nueva York; editado en español por Ignacio Badal)

 
<p>Clientes observan televisores de Sony Corp en una tienda en Tokio, 19 mar 2009. La firma japonesa de art&iacute;culos electr&oacute;nicos Sony Corp dijo el jueves que este a&ntilde;o congelar&aacute; los salarios de sus trabajadores, en momentos en que intenta recuperarse de una p&eacute;rdida r&eacute;cord, y sus rivales podr&iacute;an tomar la misma determinaci&oacute;n ante el desplome de las ventas en el mundo. REUTERS/Toru Hanai</p>