23 de marzo de 2009 / 19:26 / en 8 años

Ingreso de fondo árabe genera dudas sobre Daimler

Por Thomas Atkins y Christoph Steitz

DUBAI/FRANCFORT (Reuters) - La automotriz alemana Daimler apuntaló su base de capital al asegurar una inversión de un fondo de Abu Dabi, lo que, según analistas, muestra cuán difícil está siendo la crisis del sector para el grupo germano de vehículos de lujo.

El fondo estatal del emirato International Petroleum Investment Company (IPIC), a través de su vehículo Aabar Investments, compró un 9,1 por ciento de Daimler por casi 2.000 millones de euros (2.730 millones de dólares).

Los títulos de Daimler subieron el lunes un 1,43 por ciento, pese a que la ampliación de capital diluye la participación de los actuales accionistas, dado que el dinero fresco mejora las finanzas del fabricante de la marca Mercedes-Benz en una época de depresión de la demanda mundial de vehículos.

Los papeles de Daimler llegaron a subir más de un 8 por ciento en la sesión.

Los analistas temen que el acuerdo pueda significar que la firma está sufriendo más de lo que se temía.

"La medida de Daimler podría generar dudas sobre la perspectiva de la administración para el 2009", dijeron los analistas de Commerzbank, que recomiendan "agregar" a la acción, en una nota a clientes.

"Sin embargo, en el clima actual creemos que el hecho de que Daimler tenga acceso a capital es un punto fuerte", añadieron.

Otros analistas se preguntaron qué decía el acuerdo sobre el resto del sector, si una empresa financieramente sólida toma un paso como éste tan pronto.

"Es claramente una señal negativa para Fiat, Renault y Peugeot: Si uno de los jugadores más fuertes de la industria recurre a levantar capital fresco ¿Qué deben hacer los débiles?", escribieron analistas de Sal Oppenheim.

La inesperada operación da cuenta de la fortaleza financiera de los exportadores de energía de la región del Golfo Pérsico, en medio de una recesión que ha llevado a muchas compañías líderes del mundo occidental a acudir a ayuda estatal.

Los papeles de Aabar escalaban un 2,3 por ciento.

Algunos analistas continuaban escépticos acerca de la transacción anunciada en la noche del domingo, mediante la cual Aabar recibirá 96,4 millones de acciones nuevas a un precio de 20,27 euros cada una, lo que supone una rebaja de un 5 por ciento respecto al precio al que cerraron el viernes, de 21,34 euros.

Los actuales accionistas fueron excluidos de ese precio.

"La falta de premio y la exclusión de los accionistas existentes probablemente incremente la preocupación por la posición financiera y estratégica de Daimler", comentaron los analistas de UBS, que recomiendan "vender" los títulos.

"El acuerdo de Daimler también subraya nuestra opinión de que se necesitan enfoques creativos, dado que el apetito de los accionistas existentes por recapitalizar la empresa es bastante limitado sin que hayan cambios estructurales", explicaron.

Daimler, que suele ser blanco de ofertas, es uno de los pocos gigantes automotores del mundo sin un accionista protector. Su rival alemán BMW, por ejemplo, es controlado por la familia Quandt, que en conjunto controla un 46,6 por ciento.

La participación del Estado árabe de Kuwait en Daimler bajó a un 6,9 por ciento, desde un 7,6 por ciento, como resultado del acuerdo que instala a Aabar como el mayor inversionista de Daimler.

(1 dlr = 0,7302 euros)

(1 dlr = 1,119 francos suizos)

Reporte de Thomas Atkins y Christoph Steitz; Editado en español por Ignacio Badal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below