Mexicanos pagan más por peores servicios telecomunicaciones:OCDE

viernes 27 de marzo de 2009 17:53 GYT
 

Por Tomás Sarmiento

MEXICO DF (Reuters) - La débil competencia en las telecomunicaciones de México, encabezada por firmas del magnate Carlos Slim, hace que los mexicanos paguen altos precios por servicios inferiores a los de otros países, dijo el viernes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

El sector de las telecomunicaciones de México, uno de los motores de la actividad del país, se expandió un 27.2 por ciento en el 2008 frente a un 1.3 por ciento de la economía en su conjunto, según datos oficiales.

Pero el sector, encabezado por las gigantes América Móvil y Telmex, aún está al final de la fila de los 30 países de la OCDE en cuanto a tarifas y velocidad en internet de banda ancha, entre otros, dijo a periodistas Taylor Reynolds, economista de la organización.

"Telmex y Telcel (la marca comercial de América Móvil en México) siguen dominando el mercado en México y como resultado la gente está pagando más de lo que debería por servicios de telecomunicaciones", dijo Reynolds.

El ex monopolio estatal Telmex, adquirido por Slim a principios de la década de 1990, operaba al cierre del año pasado casi un 86 por ciento del mercado del telefonía fija del país, con 17.59 millones de líneas activas.

América Móvil, también de Slim, cerró el 2008 con 54.6 millones de suscriptores móviles en México, un 75 por ciento del mercado, que según cifras oficiales alcanza hasta 75.3 millones.

El país necesita medidas como la desagregación del bucle local -el libre acceso de competidores a la última milla de las redes de telecomunicaciones- y quitar restricciones a la inversión extranjera en telefonía fija para empezar a resolver la ineficiencia del sector, dijo Reynolds.

"México necesita derribar las barreras que bloquean (...) las inversiones extranjeras en los mercados de telecomunicaciones", dijo Reynolds. El Congreso mexicano está estudiando reformas legales para eliminar esas restricciones.   Continuación...