Jefe GM advierte que la bancarrota es más probable

viernes 17 de abril de 2009 13:36 GYT
 

Por Kevin Krolicki

DETROIT (Reuters) - El presidente ejecutivo de General Motors Corp (GM) dijo el viernes que la automotriz aún puede reestructurarse sin recurrir al tribunal de quiebras, pero advirtió que ahora es más probable que necesite protección por bancarrota para completar ese proceso.

Fritz Henderson dijo que la automotriz no ha enfrentado presiones para tomar alguna decisión en ese aspecto por parte del panel especial designado por el Gobierno para la industria automotriz.

GM aún prefiere una reestructuración sin quiebra, pero estaría lista para pedir la protección de sus acreedores de ser necesario, acotó.

El ejecutivo añadió que la compañía todavía planea conservar sus cuatro marcas principales, Chevrolet, Cadillac, Pontiac y GMC, pero que está examinando todos los elementos de su estrategia de marcas.

Henderson calificó de "especulación" aquellos reportes que dijeron que iba a abandonar a una de estas cuatro marcas.

En una conferencia telefónica -la primera de varias, según dijo-, Henderson comentó que el trabajo de GM con el Tesoro ha sido como el proceso de auditoría de una inversión privada.

GM ha estado operando con préstamos de emergencia del Gobierno, pero en marzo fue instado por el panel especial a esforzarse más por reestructurar la firma, para que el Estado le siga ayudando.

Si la empresa no concluye su remodelación, mediante profundas reducciones de deuda, recortes de costos laborales y la refinanciación de un fondo sindical de salud, podría ser forzada a caer en bancarrota.   Continuación...

 
<p>El presidente ejecutivo de General Motors, Fritz Henderson, participa en una conferencia de prensa en la sede de la compa&ntilde;&iacute;a en Detroit, 31 mar 2009. El presidente ejecutivo de General Motors Corp (GM) dijo el viernes que la automotriz a&uacute;n puede reestructurarse sin recurrir al tribunal de quiebras, pero advirti&oacute; que ahora es m&aacute;s probable que necesite protecci&oacute;n por bancarrota para completar ese proceso. REUTERS/Rebecca Cook/Archivo</p>