Volvo pierde más que lo esperado en 1er trim, pronóstico sombrío

viernes 24 de abril de 2009 09:01 GYT
 

Por Niklas Pollard y Victoria Klesty

ESTOCOLMO (Reuters) - Volvo, el segundo más grande fabricante de camiones del mundo, reportó el viernes una pérdida operacional mayor a la esperada y recortó su pronóstico de mercado, anunciando una enorme contracción en la demanda a ambos lados del Atlántico.

Las acciones de Volvo caían un 5,91 por ciento, y su descenso superaba al del mercado general, que perdía un 1,29 por ciento. Las noticias negativas también pesaron sobre los valores de rivales como la alemana MAN.

La debilidad de Volvo en el mercado europeo, que la compañía cree se verá reducido a la mitad o aún más durante el 2009, también quedó en evidencia cuando los datos de la industria mostraron separadamente que los registros de nuevos vehículos comerciales cayeron 32,9 por ciento sólo en marzo.

La compañía reportó una pérdida operacional en el primer trimestre de 4.530 millones de coronas suecas (536 millones de dólares), contra la ganancia de 6.490 millones registrada en el mismo período hace un año y un pronóstico promedio de pérdida de 2.900 millones según un sondeo de Reuters entre 18 analistas.

En un sorprendente revés luego de años de demanda robusta, la crisis financiera global y el subsiguiente colapso en la demanda de camiones dejaron a Volvo y sus pares en la industria europea luchando por recortar capacidad de producción y costos.

Los problemas encontrados por la industria de fabricantes de camiones son sólo un poco menos severos que aquellos experimentados por la industria automotriz, donde empresas como Chrysler LCC y General Motors luchan por sobrevivir.

Volvo, que fabrica camiones bajo marcas como Renault, Mack, Nissan Diesel y Eicher, y bajo la suya propia, dijo que las ordenes en el trimestre cayeron un 65 por ciento con respecto al mismo período del año previo, con un declive de un 71 por ciento sólo en su clave mercado europeo.

Volvo informó en una declaración que está reduciendo su pronóstico de demanda europea de camiones para el 2009, sosteniendo que el mercado total se vería "reducido como mínimo a la mitad". Previamente había dicho que el declive sería de entre un 30 y 40 por ciento.   Continuación...