27 de mayo de 2009 / 4:54 / en 8 años

RESUMEN 3-Acreedores de GM rechazan oferta, se acerca quiebra

<p>Foto de archivo: autom&oacute;viles ubicados en el lote de la concesionaria Felix GM, que ha estado en el negocio desde 1921, en Los Angeles, California, mayo 15 2009.Fred Prouser</p>

Por Kevin Krolicki y Jui Chakravorty Das

DETROIT/NUEVA YORK (Reuters) - General Motors no logró seducir a suficientes acreedores con su plan de canje de deuda por acciones, lo que empuja a la firma a declarar a fin de mes la mayor bancarrota industrial en la historia de Estados Unidos.

El hecho marca una gran decepción para GM, la mayor automotriz de Estados Unidos y que alguna vez fue considerada como un líder de la industria de manufacturas del país.

"Diría que es un rechazó firme a una propuesta inapropiada", comentó Pete Hastings, analista crediticio de Morgan Keegan, quien ha seguido a GM.

"He dicho durante un tiempo que esto había muerto al nacer y que sólo esperábamos que el médico declare la muerte. Ahora ha sucedido", expresó.

La mayor automotriz estadounidense está muy lejos de conseguir un nivel de aceptación del 90 por ciento a la oferta de canje como se había propuesto, dijeron dos fuentes cercanas a las negociaciones a Reuters el martes.

El plazo de la oferta vence esta medianoche.

Al mediodía del martes, la fuente dijo que la compañía sólo tenía un interés porcentual de "un sólo dígito" de los acreedores.

Pero los acreedores han rechazado las propuestas de que perdonen deuda a cambio de una participación de un 10 por ciento en una compañía reestructurada.

GM no hizo comentarios sobre el canje de bonos. La automotriz dijo que publicaría los detalles de los resultados del canje el miércoles por la mañana.

Fuentes dijeron a Reuters que GM podría presentar la bancarrota en algún momento después de la medianoche del martes, pero antes del 1 de junio.

Aunque el fracaso para alcanzar un acuerdo con los tenedores de bonos es un duro golpe, GM alcanzó el martes un pacto con los líderes del Sindicato de Trabajadores Automotrices Unidos (UAW, según la sigla en inglés).

La clave de las negociaciones de GM con la UAW fue la manera en que las dos partes reestructuraron los términos de pagos sobre 20.000 millones de dólares que la automotriz aún le debe a un fondo de fideicomiso de salud de retirados.

La UAW acordó tomar un 17,5 por ciento de acciones ordinarias de la GM reestructurada, dijo a Reuters una persona familiarizada con los términos.

El sindicato también recibiría 6.500 millones de dólares en acciones preferentes y asumirían notas por 2.500 millones de dólares.

El acuerdo en esos términos significaría que el sindicato logró tomar menos riesgos que el que representaba la propuesta previa de GM, con la que hubieran recibido un 39 por ciento de acciones ordinarias de la automotriz.

Como parte del plan, GM ofrecerá retiros voluntarios a todos los empleados de la UAW. A los trabajadores con 20 años o más de antigüedad se les ofrecerán 115.000 dólares y un cupón por 25.000 dólares para la compra de un vehículo nuevo de GM.

Los afiliados a la UAW votarán el miércoles y jueves sobre los contratos.

Bajo el nuevo plan, los actuales accionistas quedarían con apenas el 1 por ciento de la empresa reestructurada.

"Es una bofetada en el rostro", dijo James Yarbrough, un contador retirado de Plano, Texas, refiriéndose a la oferta.

Yarbrough invirtió 158.000 en bonos de GM, los cuales compró por primera vez en 1994. Lamenta haber comprado más bonos en el 2008, cuando pensó que GM iba a mejorar.

Una persona familiarizada con las ideas del Gobierno del presidente Barack Obama sobre la materia dijo que la Casa Blanca continuaba discutiendo con los acreedores para alcanzar un acuerdo.

GOBIERNO EEUU AUMENTA RIESGO

Las acciones de GM, que podrían perder todo su valor en una bancarrota, cerraron el martes con un alza de 1 centavo a 1,44 dólares en la Bolsa de Nueva York luego de operar durante el día entre 1,12 y 1,84 dólares.

Desde diciembre, el Gobierno de Estados Unidos ha brindado en total unos 36.600 millones de dólares a GM, Chrysler y a sus unidades financieras.

Otras fuentes dijeron que el Gobierno proveería "capital de trabajo adecuado" a GM durante la bancarrota y que desearía tener un rol de accionista tan inactivo como sea posible.

Las fuentes no detallaron cifras, pero el Wall Street Journal reportó que el Tesoro planea inyectar 50.000 millones de dólares en financiamiento para apoyar una resolución de GM, que en su mayoría tomaría la forma de participación en la compañía.

El Journal también dijo que el Gobierno aumentaría su participación de un 50 a un 70 por ciento, para reducir la deuda de GM una vez que salga de la bancarrota.

OPEL

Mientras tanto, en Alemania el Gobierno presionó el martes a los tres interesados por Opel, división alemana de General Motors, para que mejoren sus ofertas.

El Ministro de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, dijo a los periodistas después de una reunión en Berlín con el presidente ejecutivo de Fiat, Sergio Marchionne, que la propuesta de automotriz italiana parecía seria pero que los otros oferentes Magna y RHJ International seguían en carrera.

"No hay un favorito", afirmó. "Todos saben que todavía son necesarias mejoras", agregó.

Inesperadamente, Alemania confirmó que Beijing Automotive Industry Corp (BAIC), de China, también presentó una oferta y dijo que espera poder fijar una o más ofertas preferidas el martes por la noche o el miércoles.

Reporte de Jui Chakravorty y Kevin Krolicki; reporte adicional de John Crawley, Andreas Moeser, Noah Barkin, David Lawder y Nick Carey; Editado en español por César Illiano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below