Moody's recorta calificación crediticia Sony, panorama negativo

miércoles 27 de mayo de 2009 09:42 GYT
 

TOKIO (Reuters) - Moody's recortó el miércoles la calificación a largo plazo de la tecnológica japonesa Sony Corp y la dejó en panorama negativo por un crecimiento en desaceleración, bajas en los precios y un sólido yen.

Sony, que proyecta su segunda pérdida anual consecutiva y anunció fuertes planes de reestructuración, se suma a los otros exportadores tecnológicos Toshiba Corp y NEC Corp en sufrir una rebaja en la calificación crediticia.

Moody's bajó la calificación de Sony a 'A3' desde 'A2' e indicó que la crisis económica mundial hará difícil que el gigante japonés de la electrónica aumente sus ventas y márgenes de ganancias de sus productos de lujo.

"Los principales productos electrónicos han sido en gran medida comoditizados, y hay poco espacio para la innovación tecnológica", afirmó en un comunicado.

"Por consiguiente, Sony seguirá encontrando un desafío considerable en minimizar el impacto de las tasas de cambio en su competitividad de costos y rentabilidad, dado que una cantidad significativa de ventas son generadas en el extranjero", explicó Moody's.

Sony, el fabricante de computadoras personales Vaio, televisores de pantalla plana Bravia y consolas de videojuegos PlayStation, obtiene tres cuartos de sus ingresos desde el exterior.

En contraste, Yoshiharu Izumi, analista de J.P. Morgan, estima que las ganancias de Sony se encuentran en un camino sólido de recuperación.

Cree que mientras la utilidad operacional estructural apunta a una pérdida en este año financiero, eso se debe principalmente a cargos por reestructuración.

"La confianza del consumidor de Estados Unidos se está recuperando con fuerza", dijo.   Continuación...

 
<p>Un hombre camina frente de una exhibici&oacute;n de Sony en Tokio, 14 mayo 2009. Moody's recort&oacute; el mi&eacute;rcoles la calificaci&oacute;n a largo plazo de la tecnol&oacute;gica japonesa Sony Corp y la dej&oacute; en panorama negativo por un crecimiento en desaceleraci&oacute;n, bajas en los precios y un s&oacute;lido yen. REUTERS/Kim Kyung-Hoon</p>