EEUU insta a China a revocar requerimiento filtro internet

miércoles 24 de junio de 2009 14:34 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Importantes funcionarios estadounidenses instaron el miércoles a China a abandonar su propuesta de requerir la instalación de filtros de internet en las computadoras de uso personal, advirtiendo que la medida podría violar las reglas del comercio mundial.

"China está colocando a las empresas en una posición insostenible al pedirles que, prácticamente sin aviso público, instalen programas que parecen tener implicaciones de censura de amplia base y asuntos de seguridad en la red", dijo el secretario de Comercio estadounidense, Gary Locke, mediante un comunicado.

China afirma que el programa de filtros de internet "Green Dam" es necesario para proteger a los niños de imágenes violentas y pornográficas.

Pero los críticos en China han dicho que el software, vendido por Jinhui Computer System Engineering Co., es técnicamente defectuoso y que podría ser usado para espiar a los usuarios de internet y para bloquear otros sitios que Pekín considere políticamente ofensivos.

Locke y el representante de Comercio estadounidense, Ron Kirk, manifestaron su preocupación en una carta conjunta a sus pares chinos después de que el diario China Daily reportase el martes que Pekín "no retrocederá" en su requerimiento de que a partir del 1 de julio se instale el filtro en las computadoras producidas y vendidas en China.

"Proteger a los niños de contenidos inapropiados es un objetivo legítimo, pero este es un medio inapropiado y probablemente tengan un mayor alcance", dijo Kirk.

"Hacer obligatorio (el uso) del software técnicamente defectuoso Green Dam y negarle a los manufactureros y consumidores la libertad de elegir programas de filtro es un medio innecesario e injustificado para alcanzar tal objetivo, y representa una grave barrera para el comercio", agregó Kirk.

Los funcionarios estadounidenses, en su declaración, dijeron que las nuevas reglas generaban dudas sobre la transparencia de las prácticas regulatorias chinas y preocupaciones acerca de la conformidad con las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

Dijeron que habían escuchado numerosas quejas de empresas de tecnología globales, de ciudadanos chinos y de medios internacionales acerca de la estabilidad del programa, del ámbito y extensión de las actividades de filtro y de su debilidad en seguridad.