24 de junio de 2009 / 20:35 / hace 8 años

Una luna de Saturno puede ocultar grutas con agua, ¿y vida?

Por Ben Hirschler

LONDRES (Reuters) - El satélite helado de Saturno Encélado podría contener agua en sus grutas subterráneas, formando un potencial hábitat para la vida alienígena, informó el miércoles un grupo de científicos.

Investigadores alemanes han encontrado sal -una firma química de agua de mar- en granos de hielo evaporados de chorros a presión que han salido a la superficie.

Ello proporciona fuertes indicios de la existencia de agua líquida bajo la superficie congelada..

Un equipo estadounidense dijo que la cantidad de sal que se había detectado usando un método diferente sugirió que la anterior teoría de que el agua hirviendo explosiona en el vacío del espacio por medio de géiser era errónea, y la evaporación estaba ocurriendo más lentamente.

Ambos estudios fueron publicados en la revista Nature.

Una explicación para la evaporación más lenta puede ser que el agua emerge de cavidades a presión bajo las fracturas de la superficie de la luna, también llamadas “rayas del tigre”, dijo John Spencer del Southwest Research Institute en Boulder, Colorado.

“Nuestra imagen de la zona subterránea debe ser ahora extendida para incluir la posibilidad de la existencia de grutas de hielo con lagunas y canales de agua salada, debajo de las ‘rayas del tigre’”, escribió en un comentario en los dos documentos científicos.

“Si queda algo más escondido en las lagunas saladas, si existen, aún hay que verlo”, añadió.

La nave espacial Cassini fue la primera en descubrir las columnas que emergían de fisuras cercanas al polo sur de Encélado en 2005, que dio paso a la especulación sobre un enorme océano subterráneo que arrojaba vapor por medio de géiser gigantes como los de Yellowstone.

Desde entonces, los científicos han debatido si esto significa que Encélado, con un diámetro de solo 500 kilómetros, podría estar escondiendo una reserva de agua líquida. Es una de los aproximadamente 60 satélites que tiene el planeta de los anillos.

Frank Postberg, del Max Planck Institute para Física Nuclear en Heidelberg, dijo que la presencia de sales de sodio sería un indicio convincente, indicando que los minerales de sal se lavaron fuera de la roca de Encélado, de la misma manera que los océanos absorbieron la sal de la Tierra.

Los científicos esperan encontrar algo más cuando el Cassini haga dos nuevos vuelos de reconocimiento de Encélado en noviembre.

Traducido por la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below