25 de junio de 2009 / 10:01 / hace 8 años

China acusa a Google, EEUU le reclama por filtros

Por Chris Buckley y Doug Palmer

PEKIN (Reuters) - China endureció el jueves sus acusaciones de que Google difunde contenido obsceno en internet, un día después de que autoridades estadounidenses instaron a Pekín a abandonar el proyecto para incluir un polémico filtro en nuevas computadoras.

La disputa amenaza con convertirse en otro punto de fricción en las relaciones entre ambos países, cuando los gobiernos del mundo esperan que cooperen para ayudar a sacar a la economía mundial de su crisis.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China acusó el jueves al motor de búsqueda en inglés de Google de difundir contenido vulgar que viola la ley de la nación asiática, menos de 24 horas después de que se registraran interrupciones en ese sitio y otros servicios en el país.

El portavoz del ministerio Qin Gang no respondió directamente si la acción gubernamental estuvo detrás de las recientes interrupciones, pero dejó en claro la molestia del Gobierno chino contra la compañía estadounidense y dijo que las “medidas de castigo” tomadas contra Google eran legales.

“De acuerdo a quejas de muchos residentes, el motor de búsqueda en inglés de Google ha difundido grandes cantidades de contenido vulgar que es lascivo y pornográfico, violando seriamente las leyes vigentes y regulaciones de China”, dijo Gang en una conferencia de prensa fijada regularmente.

Un portavoz de Google en China declinó realizar comentarios.

En tanto, el secretario estadounidense de Comercio, Gary Locke, y el representante de Comercio, Ron Kirk, expresaron el miércoles su preocupación por el programa “Green Dam” (Dique Verde) en una carta conjunta enviada a sus homólogos chinos.

“China está poniendo a las empresas en una situación insostenible al obligarlas, prácticamente sin aviso público, a preinstalar software que parece tener amplias implicaciones de censura y problemas de seguridad de red”, indicó Locke en un comunicado.

PROTECCION

El país asiático afirma que el programa es para proteger a los niños de la pornografía ilegal y de imágenes violentas, e insiste en que no se cambiará la fecha límite del 1 de julio, a partir de la cual todas las computadoras a la venta deben llevar el software.

Un funcionario del Ministerio chino de Comercio, que gestiona las disputas comerciales, señaló que no tenían una respuesta inmediata a las críticas estadounidenses, y derivó las preguntas al ministerio de Industria y Tecnologías de la Información, que tampoco tenía comentarios.

Los críticos afirman que el programa, vendido por Jinhui Computer System Engineering, tiene fallos técnicos y podría utilizarse para espiar a los internautas y para bloquear otras páginas que el Gobierno considere políticamente ofensivas.

La propuesta plantea dudas fundamentales sobre la transparencia de las prácticas regulatorias chinas y su cumplimiento de las normas de la Organización Mundial del Comercio, dijeron los funcionarios estadounidenses.

En la tarde del miércoles, usuarios de internet en China no pudieron abrir algunos sitios de Google durante aproximadamente una hora, y algunos informaron de interrupciones el jueves.

Un portavoz de la compañía en Estados Unidos dijo que la firma estaba analizando los reportes de problemas con el acceso en la nación asiática.

Funcionarios chinos han dicho que las medidas tomadas contra internet se deben a las preocupaciones por el contenido violento, pero un periódico oficial informó el jueves que el plan para reclutar voluntarios para registrar internet tenía también un contenido político.

El Legal Daily informó que los 10.000 voluntarios que buscarían también “contenido dañino” que incluye “amenazas a la seguridad nacional”, “socavar el poder estatal” y “difundir rumores y alterar el orden público”.

Google dijo la semana pasada que había sostenido reuniones con funcionarios del Gobierno chino para discutir el problema de “contenido y material pornográfico que es dañino para los niños (que navegan) en internet en China”.

Reporte adicional de Doug Palmer y Mohammed Zargham en Washington, Emma Graham-Harrison en Pekín y Lucy Hornby en Shanghái; editado en español por Hernán García y Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below