Cuba reporta poco progresos en telecomunicaciones

jueves 25 de junio de 2009 15:17 GYT
 

LA HABANA (Reuters) - Cuba cuenta con un médico en cada comunidad y escuelas para todos sus hijos, pero cuando se trata de teléfonos, computadoras e internet la isla está por debajo de los índices del hemisferio, según estadísticas oficiales divulgadas el jueves.

La estatal Oficina Nacional de Estadísticas (www.one.cu) informó que en el 2008 había 1,420 millones de líneas telefónicas en el país de 11,2 millones de habitantes, de las cuales 950.000 eran líneas fijas y el resto de teléfonos móviles, para un total de 12,6 teléfonos por cada 100 habitantes en la isla.

En comparación, Jamaica posee una densidad telefónica de 111,43 por ciento; República Dominicana y Haití reportaron 82,75 y 27,18 por ciento, respectivamente, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

La ONE dijo que el pasado año había sólo en la isla 630.000 computadoras, la mayoría situadas presumiblemente en oficinas del Gobierno, instituciones médicas y escuelas.

El informe difundido el jueves indica que 1,4 millones de cubanos, el 13 por ciento de la población, tenía acceso a internet, pero en la mayoría de los casos se trata de una intranet, administrada por el Estado, que permite enviar correos electrónicos y ver páginas cubanas, aunque no extranjeras.

En Jamaica el acceso de internet era del 53,27 por ciento, en República Dominicana de 25,87 por ciento y Haití estaba en 10,42 por ciento, según cifras de UIT

Las cifras de la ONE llegan a poco más de un año que el presidente Raúl Castro legalizara la venta de computadoras y teléfonos celulares, aunque su elevado costo pone esos artículos lejos del alcance adquisitivo de la mayoría de los habitantes.

El número de teléfonos móviles en el país pasó de 330.000 en 2007 a 480.000 en 2008, mientras que la cifra de computadoras en el 2007 era de 509.000 y se elevó a 630.000 el pasado año.

El Gobierno cubano sostiene que el embargo de Estados Unidos impuesto a la isla comunista desde 1962 es la principal limitante para que los residentes puedan contratar servicios de internet en sus domicilios, obligando al país a conectarse sólo por satélite, que lo hace más lento y costoso.   Continuación...