China posterga polémico uso filtro para internet

martes 30 de junio de 2009 19:40 GYT
 

PEKIN (Reuters) - China postergó indefinidamente una polémica medida que obligaba a los fabricantes de computadoras a instalar programas de filtro en todas las nuevas máquinas vendidas en el país, horas antes de que comenzara a regir la medida.

La agencia oficial Xinhua informó a última hora del martes sobre la decisión, diciendo que el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información "retrasaría la instalación obligatoria del polémico software 'Green Dam-Youth Escort' en nuevas computadoras".

El programa fue diseñado para bloquear material objetable como pornografía, pero la medida desató críticas entre grupos de la industria, organizaciones de derechos humanos y gobiernos extranjeros ante la posibilidad de que pudiera fortalecer los esfuerzos del Gobierno para censurar información políticamente sensible.

No se divulgó una nueva fecha y el plan podría pasar al olvido.

"No esperaban una reacción tan vehemente", dijo Wang Junxiu, un empresario de internet en Pekín quien objetó al plan "Green Dam" y otras formas de censura.

El Ministerio aceptó las críticas de los fabricantes de computadoras, pero dejó abierta la posibilidad de que un plan de censura vuelva a intentar ser puesto en práctica de alguna forma.

Internet tiene unos 300 millones de usuarios en China.

"Algunas compañías señalaron la cantidad de trabajo, las presiones de plazos y la falta de preparación", dijo una fuente no identificada del ministerio en un comunicado publicado en su sitio de internet (www.miit.gov.cn).

El funcionario rechazó las quejas de que el plan amenazaba la libertad de expresión y que violaba leyes internacionales de comercio.   Continuación...

 
<p>Clientes usan computadores en un cibercaf&eacute; en Yingtan, China, 30 jun 2009. China postergar&aacute; una pol&eacute;mica medida que obliga a los fabricantes de computadoras a instalar programas de filtro en todas las nuevas m&aacute;quinas, dijo el martes la agencia estatal de noticias Xinhua. REUTERS/Stringer</p>