Jefe de Ericsson dice que sociedad con Sony es vital

viernes 3 de julio de 2009 19:13 GYT
 

HELSINKI (Reuters) - La deficitaria sociedad de Ericsson con la japonesa Sony, continúa siendo una parte "vital" de su estrategia, dijo el viernes su presidente, añadiendo que aspiraban a regresar a los niveles de ganancias de 2007.

Los comentarios de los inversores de que Ericsson y Sony analizaban el futuro de su sociedad explotaron en marzo cuando el quinto mayor fabricante de teléfonos móviles emitió una advertencia sobre sus resultados del primer trimestre.

No obstante, Michael Treschow dijo a Reuters que continuaba comprometido con el proyecto: "Sony Ericsson es una parte vital de Ericsson. No está rindiendo bien y está perdiendo dinero en estos momentos. Tenemos la ambición de darle la vuelta a la situación, lo hemos hecho antes y lo haremos otra vez".

Treschow dijo que quería devolver a la sociedad a "la buena rentabilidad que tenían antes" añadiendo que 2007 fue un buen año para la compañía, antes de que comenzaran los problemas en 2008.

Ambos socios han indicado que están preparados para aportar dinero a la compañía si es necesario. Sony ha dicho que la compañía podría buscar al menos 100 millones de euros.

Sony Ericsson anunció en abril que reduciría uno de cada cinco empleos, y se prevé que el recorte de costes continúe tras los abultados resultados del primer trimestre.

Treschow, que también es presidente de Unilever, no dio previsiones sobre cuándo podría volver a ser rentable, vinculándolo a una recuperación en la economía mundial, sobre la que fue más pesimista.

"El regreso a una bonanza mundial, con incrementos del mercado mundial del 10 por ciento, llevará tiempo", dijo Treschow.

 
<p>Foto de archivo del tel&eacute;fono m&oacute;vil Sony-Ericsson W980 durante el congreso de la indutria realizado en Barcelona, Espa&ntilde;a, 14 feb 2008. La deficitaria sociedad de Ericsson con la japonesa Sony, contin&uacute;a siendo una parte "vital" de su estrategia, dijo el viernes su presidente, a&ntilde;adiendo que aspiraban a regresar a los niveles de ganancias de 2007. REUTERS/Albert Gea</p>