Chinos expresan en internet su opinión sobre disturbios Xinjiang

martes 7 de julio de 2009 10:07 GYT
 

Por Ben Blanchard

SHANGHAI (Reuters) - Los chinos se están acudiendo a internet para desahogarse después de que disturbios étnicos en la región musulmana de Xinjiang dejaran al menos 156 muertos, pero están jugando al gato y el ratón con los censores que parecen estar eliminando algunos comentarios y blogs.

Muchos de los comentarios exigían el inmediato castigo a los implicados, haciéndose eco de las declaraciones aparecidas en los medios estatales oficiales, que acusan al activista exiliado uigur Rebiya Kadeer de organizar los incidentes registrados en Urumqi el domingo.

Casi la mitad de los 20 millones de habitantes de Xinjiang son musulmanes uigures, pero llevan tiempo quejándose de que los chinos de etnia han obtienen la mayoría de los beneficios de las inversiones oficiales y subvenciones, mientras que los uigures, una etnia túrquica en su mayoría islámica que comparten vínculos lingüísticos y culturales con el centro de Asia, se sienten extranjeros en su propio país.

Junto al Tíbet, Xinjiang es una de las regiones políticamente más sensibles en China y en ambos lugares el Gobierno ha intentado mantener su estricto control sobre la religión y la vida cultural, mientras promete mejoras económicas y prosperidad.

"Destruye la conspiración, golpea con firmeza a estos saboteadores y golpea aún más fuerte que antes", escribió en un blog una persona conocida como "Chang Qing" en el portal www.sina.com.cn.

Algunos advirtieron que los hans, el grupo étnico predominante en China, se vengarían.

"La deuda de sangre se pagará. Compatriotas, uníos y levantaos", escribió "Jason" en el buscador www.baidu.com.

Otros han intentado invocar el espíritu de Wang Zhen, el general chino odiado y temido por muchos uigures por la represión cuando lideró a las tropas comunistas a Xinjiang en 1949 para incorporarla a la recién formada República Popular de China.   Continuación...

 
<p>Wu'er Kaixi, un uigur exiliado y ex l&iacute;der estudiantil que huy&oacute; hacia taiw&aacute;n tras el movimiento democr&aacute;tico de Tiananmen, habla en una conferencia de prensa en Taipei, 7 jul 2009. Los chinos se est&aacute;n acudiendo a internet para desahogarse despu&eacute;s de que disturbios &eacute;tnicos en la regi&oacute;n musulmana de Xinjiang dejaran al menos 156 muertos, pero est&aacute;n jugando al gato y el rat&oacute;n con los censores que parecen estar eliminando algunos comentarios y blogs. Muchos de los comentarios exig&iacute;an el inmediato castigo a los implicados, haci&eacute;ndose eco de las declaraciones aparecidas en los medios estatales oficiales, que acusan al activista exiliado uigur Rebiya Kadeer de organizar los incidentes registrados en Urumqi el domingo. Casi la mitad de los 20 millones de habitantes de Xinjiang son musulmanes uigures, pero llevan tiempo quej&aacute;ndose de que los chinos de etnia han obtienen la mayor&iacute;a de los beneficios de las inversiones oficiales y subvenciones, mientras que los uigures, una etnia t&uacute;rquica en su mayor&iacute;a isl&aacute;mica que comparten v&iacute;nculos ling&uuml;&iacute;sticos y culturales con el centro de Asia, se sienten extranjeros en su propio pa&iacute;s. REUTERS/Pichi Chuang</p>