Estudios de cine intentan contener el "efecto Twitter"

viernes 17 de julio de 2009 20:14 GYT
 

Por Alex Dobuzinskis

LOS ANGELES (Reuters) - Las audiencias están respondiendo más rápido a las opiniones sobre películas en Twitter, y la habilidad de la nueva red social para crear un éxito o fracaso de taquilla obliga a los grandes estudios a renovar sus campañas de publicidad.

Las apuestas son especialmente altas durante este verano boreal, cuando películas de alto presupuesto como "Harry Potter y el Misterio del Príncipe", que debutó el miércoles, apuntan a una joven audiencia con acceso a internet.

Los observadores de boleterías sostienen que Twitter, un servicio de micro-bitácoras que permite a cualquiera publicar al vuelo ironías visibles en todo el mundo, es la última arma en el arsenal de teléfonos móviles y computadores que el público usa para criticar rápidamente a las películas.

A menudo las publicaciones son realizadas cuando la gente todavía está sentada en el cine.

Ese tipo de publicidad de boca a boca, de espectador a espectador, puede impulsar o ahogar las ventas de boletos.

"¿Se ha acelerado todo? la respuesta es sí", dijo Adam Fogelson, presidente de mercadotecnia y distribución de los estudios Universal. "Dependiendo de qué tan grande fue la asistencia durante el día de estreno, los comentarios comienzan a ser un factor de inmediato", explicó.

Los promotores de películas observan las caídas en las ventas de boletos durante la semana para definir los comentarios de los espectadores.

En los últimos años las "caídas" han crecido considerablemente debido a que la comunicación se ha acelerado gracias a internet y servicios sociales más recientes como Twitter y Facebook.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de un oficial de polic&iacute;a frente a los admiradores que esperaban el estreno de "Harry Potter y el Misterio del Pr&iacute;ncipe", en Nueva York, 9 jul 2009. Las audiencias est&aacute;n respondiendo m&aacute;s r&aacute;pido a las opiniones sobre pel&iacute;culas en Twitter, y la habilidad de la nueva red social para crear un &eacute;xito o fracaso de taquilla obliga a los grandes estudios a renovar sus campa&ntilde;as de publicidad. REUTERS/Lucas Jackson</p>