Protestas ecologistas por la autorización suiza para cazar lobos

viernes 7 de agosto de 2009 18:13 GYT
 

ZURICH (Reuters) - Las autoridades suizas defendieron el viernes la autorización que se emitió para cazar a tres lobos que han matado a decenas de ovejas, tras las intensas críticas emitidas por grupos ecologistas.

Reinhard Schnidrig, responsable de Caza, Fauna Silvestre y Biodiversidad Forestal en la Autoridad Federal de Medio Ambiente, afirmó que la ley suiza establece que un lobo podrá cazarse si mata a 25 animales de granja en un mes o a 35 en una estación.

"El lobo es un animal fuertemente protegido a nivel internacional. Debemos encontrar una forma de garantizar su protección al tiempo que minimizamos el daño a los animales de granja", dijo en una entrevista subida en la página web de la entidad.

Los lobos fueron exterminados en la mayor parte de la Europa noroccidental hace un siglo, aunque algunas pequeñas poblaciones sobrevivieron en España e Italia. La especie, ahora protegida, ha ido regresando a países como Alemania, Austria y Suiza.

Schnidrig señaló que en los últimos años, algunos machos solitarios han cruzado las fronteras con Francia e Italia, y estimó que ahora hay al menos 11 lobos en el país y posiblemente otros seis.

Los animales llegaron hace años a la zona norte de los Alpes y formaron su primera manada hace dos años.

Con un cuarto de millón de ovejas pastando en las laderas de los Alpes suizos cada verano, el responsable señaló que es crucial mejorar la protección de los rebaños para que los lobos cacen animales salvajes.

El cantón suizo de Lucerna anunció el viernes que ha otorgado autorización para cazar un lobo, después de que matara otras tres ovejas. Los cazadores tienen hasta el 19 de septiembre para matarlo, pero sólo se le puede disparar en la zona en la que atacó a las ovejas.

El grupo ecologista Pro Natura afirmó que las autorizaciones de cazar a tres lobos emitidas esta semana convierten en una burla a los intentos del Gobierno de proteger a estos animales.

"Legitima la muerte de casi la mitad de (la población) demostrada de lobos en Suiza", afirmó la organización en un comunicado. "Suiza debe tener cuidado, o de lo contrario el lobo se extinguirá una segunda vez", apuntó.