26 de agosto de 2009 / 22:26 / en 8 años

Tormenta tropical Danny se forma al este de las Bahamas

<p>Imagen de sat&eacute;lite del Centro Nacional de Huracanes de la tormenta tropical Danny a unos 716 kil&oacute;metros al oeste de las islas Bahamas, 26 ago 2009. La tormenta tropical Danny se form&oacute; el mi&eacute;rcoles en el oc&eacute;ano Atl&aacute;ntico, al este de Bahamas, e inici&oacute; un trayecto que podr&iacute;a llevarla cerca de las islas Outer Banks de Carolina del Norte y a los estados del noreste de Estados Unidos convertida en hurac&aacute;n para el fin de semana. REUTERS/NOAA</p>

Por Jim Loney

MIAMI (Reuters) - La tormenta tropical Danny se formó el miércoles en el océano Atlántico, al este de Bahamas, e inició un trayecto que podría llevarla cerca de las islas Outer Banks de Carolina del Norte y a los estados del noreste de Estados Unidos convertida en huracán para el fin de semana.

La cuarta tormenta tropical de la temporada de huracanes 2009 del Atlántico no representa hasta ahora una amenaza para instalaciones petroleras emplazadas en el Golfo de México y su trayecto más probable la haría permanecer en el mar durante los próximos días, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

El primer acercamiento de Danny a tierra firme probablemente se produciría durante las primeras horas del sábado, cuando se ubicaría frente a las vulnerables islas costeras de Carolina del Norte.

Para entonces se habría transformado en huracán de categoría 1 dentro de la escala de cinco niveles de intensidad Saffir-Simpson.

Un pequeño desplazamiento hacia el oeste en la trayectoria pronosticada por el CNH podría llevarla a tocar tierra en Carolina del Norte. Meteorólogos señalaron que el error promedio en su predicción para los próximos tres días es de unos 320 kilómetros (200 millas).

Algunos modelos computarizados infieren que la tormenta se mantendrá lejos de la costa este de Estados Unidos, pero uno de ellos determinó que podría pasar muy cerca de las islas Outer Banks de Carolina del Norte, en dirección a la ciudad de Nueva York.

“La trayectoria pronosticada es aproximadamente paralela a la Costa Este de Estados Unidos y cualquier desviación de ese sendero podría hacer una gran diferencia en qué áreas serán impactadas por Danny”, dijo el CNH en un comunicado.

Para la mañana del domingo se espera que Danny esté cerca de la frontera entre Estados Unidos y Canadá, entre Maine y New Brunswick.

Las provincias atlánticas de Canadá, empapadas el fin de semana pasado por el huracán Bill, podrían ser un blanco nuevamente.

La trayectoria esperada para Danny indica que esta tormenta podría llevar más al oeste que Bill, poniendo a New Brunswick, Nueva Escocia, Isla Príncipe Eduardo y la Isla de Terranova y Labrador en la zona de peligro.

Bill, que causó la muerte de dos personas en Estados Unidos, pasó cerca de las refinerías de petróleo y gas natural del este de Canadá, pero no provocó grandes daños.

A las 11.00 hora del este (1500 GMT) del miércoles, el centro de Danny estaba localizado a unos 715 kilómetros (445 millas) al este de Nassau, la capital de las Bahamas, señaló el CNH.

La tormenta se movía al oeste noroeste a unos 29 kilómetros por hora (18 millas por hora), registrando vientos máximos sostenidos de 72 kilómetros por hora (45 millas por hora), precisaron meteorólogos.

Se espera que en su punto máximo Danny presente vientos máximos sostenidos de unos 120 kilómetros por hora (75 millas por hora), alcanzando apenas la fuerza de un huracán.

La temporada del Atlántico, que rige desde el primero de junio al 30 de noviembre, tuvo una lenta partida este año. Durante los primeros dos meses y medio no se formaron tormentas.

Pero el periodo de fines de agosto a mediados de octubre es históricamente el más activo y cuatro tormentas tropicales se han formado en los últimos 11 días.

Tanto las tormentas tropicales como los huracanes son seguidos de cerca por los operadores de los mercados de energía, preocupados por irrupciones en el Golfo de México, donde están ubicadas importantes instalaciones de producción de crudo y gas natural.

También los operadores de los mercados de materias primas se mantienen atentos a las tormentas por posibles daños a los cultivos de cítricos, algodón y otras siembras.

Los precios de seguros vinculados a activos, que transfieren los riesgos asociados a seguros por desastres naturales a los inversores de mercados de capitales, y pueden ser usados para cubrir otros riesgos expuestos al clima, también se verían afectados por el futuro recorrido de la tormenta.

Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below