Software es clave en lucha entre teléfonos inteligentes

martes 8 de septiembre de 2009 12:51 GYT
 

Por Kelvin Soh

TAIPEI (Reuters) - El software se está convirtiendo en la pieza clave en la batalla por la posición dominante en el sector de rápido crecimiento de los teléfonos inteligentes.

Proveedores de segundo nivel como Samsung Electronics, Motorola y el fabricante de teléfonos taiwanés HTC pueden verse muy afectados ya que podrían seguir el camino de su primo mayor, el PC, con pocas diferencias de una marca a otra.

Estos jugadores tienen que elegir entre el alto costo de desarrollar sus propios sistemas, o vender teléfonos que se parezcan y se comporten igual que cualquier otro aparato del mercado.

Desarrollar su propia plataforma permite a las marcas ofrecer aplicaciones tales como redes sociales y software único para el móvil, lo que les ayudaría a atraer a los usuarios.

"Es realmente algo que deben hacer todas las marcas de teléfonos inteligentes en este momento", dijo Andrew Chang, un analista del Instituto Daiwa de Investigación.

"Si no tienes tu propia interfaz, el teléfono va a ser relegado a la esquina de lo barato donde todo tiene el mismo aspecto con un reconocimiento bajo de la marca y márgenes muy pequeños", añadió.

Es probable que muchas de las marcas de bajo nivel se unan al sistema operativo Android de Google, ya que esto les permitirá beneficiarse de la marca del gigante de las búsquedas y sacar ventaja de la multitud de aplicaciones ya disponibles.

HTC es el único fabricante que ha lanzado sus teléfonos con el sistema Android, frente a otros móviles que ya funcionan con el sistema Windows Mobile de Microsoft.   Continuación...

 
<p>El software se est&aacute; convirtiendo en la pieza clave en la batalla por la posici&oacute;n dominante en el sector de r&aacute;pido crecimiento de los tel&eacute;fonos inteligentes. Proveedores de segundo nivel como Samsung Electronics, Motorola y el fabricante de tel&eacute;fonos taiwan&eacute;s HTC pueden verse muy afectados ya que podr&iacute;an seguir el camino de su primo mayor, el PC, con pocas diferencias de una marca a otra. Estos jugadores tienen que elegir entre el alto costo de desarrollar sus propios sistemas, o vender tel&eacute;fonos que se parezcan y se comporten igual que cualquier otro aparato del mercado. REUTERS/Stefan Wermuth/Archivo</p>