Bolivia tendrá satélite de comunicaciones en tres años: Gobierno

lunes 14 de septiembre de 2009 11:16 GYT
 

LA PAZ (Reuters) - Bolivia pondrá en funcionamiento en no más de tres años un satélite de comunicaciones propio, que será construido y colocado en órbita por China, anunció el lunes el portavoz gubernamental Iván Canelas, en una declaración a la agencia estatal de noticias ABI.

Canelas hizo el anuncio desde Madrid, donde acompañaba al presidente Evo Morales en su primera visita oficial al rey Juan Carlos y al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

El portavoz dijo que la "garantía" de una órbita geoestacionaria fue el principal resultado de una entrevista efectuada el domingo en Ginebra entre Morales y el secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), Hamadoun Touré.

"El presidente Evo Morales consiguió en Ginebra, Suiza, permiso para poner en órbita el satélite boliviano, que será implementado en dos a tres años (...) Touré ha asegurado y garantizado que Bolivia va a tener su órbita satelital", declaró Canelas, según ABI.

Agregó que Morales y Touré definieron que una comisión tripartida, conformada por la UIT, Bolivia y Chile, será instalada en los próximos meses para definir detalles técnicos del proyecto, una de las promesas de Morales para un eventual segundo mandato, si es reelegido en diciembre.

El Gobierno dijo previamente que la puesta en funcionamiento del satélite, que se llamará Tupaj Katari en homenaje a un caudillo indígena que se alzó contra la corona española en el siglo XVIII, costaría hasta 300 millones de dólares, incluidas varias bases terrestres.

El Gobierno de Morales justificó el proyecto del satélite con el argumento de que los enlaces terrestres de telecomunicaciones resultan muy caros y deficitarios en un país con una población de diez millones de habitantes dispersos en un territorio de 1,1 millones de kilómetros cuadrados.

Otros países sudamericanos que tienen sus propios satélites de comunicaciones son Argentina, Brasil y Venezuela, según ABI.

(Reporte de Carlos A. Quiroga. Editado por Mario Naranjo)