22 de septiembre de 2009 / 0:37 / hace 8 años

Influenza causa ataques cardíacos pero vacuna protege: estudio

WASHINGTON (Reuters) - La influenza puede ayudar a provocar ataques al corazón y podría causar un aumento de entre un 35 y un 50 por ciento en las muertes por paros cardíacos durante la temporada de gripe, reportaron el lunes investigadores británicos.

Mientras que una vacuna contra la gripe puede prevenir estas muertes, menos de la mitad de los pacientes cardíacos más vulnerables en Gran Bretaña puede efectivamente vacunarse contra la influenza cada año, indicaron.

“Creemos que la vacunación contra la influenza debería ser incentivada dondequiera que esté indicada, especialmente en aquellas personas con una enfermedad cardiovascular existente”, escribieron Charlotte Warren-Gash de University College London y colegas en la revista Lancet Infectious Diseases.

“Se necesita mayor evidencia sobre la efectividad de las vacunas contra la influenza para reducir el riesgo de eventos cardíacos en gente sin enfermedades vasculares establecidas”, añadieron.

Warren-Gash y sus colegas revisaron 39 estudios conducidos entre 1932 y el 2008 sobre los posibles vínculos entre la influenza y las muertes cardíacas.

Todos los estudios que cubrían poblaciones completas mostraron un aumento en las muertes debido a enfermedades cardíacas o ataques al corazón cuando los virus de la influenza estaban circulando, descubrieron.

La gripe estacional causa la muerte a entre 250.000 y 500.000 personas al año, una cifra que los expertos elaboraron monitoreando cuidadosamente las muertes confirmadas de influenza en una pequeña área, contando el excedente de muertes durante la temporada de influenza en grandes poblaciones, y combinando ambos cálculos.

El equipo de Warren-Gash descubrió que la proporción del excedente de muertes por influenza que se debía a enfermedades cardíacas era de entre un 35 y un 50 por ciento.

Cuatro de ocho estudios mostraron que la gente que fue vacunada contra la influenza estacional era menos propensa a tener un ataque cardíaco.

Pero en Gran Bretaña, sólo un 47 por ciento de las personas con enfermedades cardíacas crónicas, asma, diabetes u otras condiciones que se supone que deberían vacunarse contra la gripe lo hicieron el año pasado.

Los países ahora se están preparando para vacunar a cientos de millones de personas contra la influenza H1N1, popularmente conocida como gripe porcina, y la gente con enfermedades cardíacas crónicas tiene mayor prioridad en la lista de aquellos que deberían vacunarse.

Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below