22 de septiembre de 2009 / 12:18 / en 8 años

Las pequeñas islas estado piden metas climáticas más estrictas

<p>Una serie de casas bungalow en la Isla Furanafushi en las Maldivas, 23 mayo 2009. Las peque&ntilde;as islas estado que podr&iacute;an enfrentar tormentas e inundaciones devastadoras debido al cambio clim&aacute;tico instaron a los pa&iacute;ses industrializados a recortar de forma dr&aacute;stica los l&iacute;mites de aumento de temperatura que se han fijado como objetivo. Los l&iacute;deres de la Alianza de Peque&ntilde;as Islas Estado (AOSIS, por sus siglas en ingl&eacute;s), que agrupa a 42 pa&iacute;ses insulares, se&ntilde;alaron el lunes que el resto del mundo deber&iacute;a ponerse de acuerdo para reducir las emisiones en la reuni&oacute;n de Naciones Unidas que se celebrar&aacute; este a&ntilde;o. El l&iacute;mite de aumento de temperatura actual -de 1,5 grados cent&iacute;grados sobre los niveles de la era pre industrial- deber&iacute;a reducirse de forma considerable, indicaron.John Goh/Archive</p>

Por Timothy Gardner

NUEVA YORK (Reuters) - Las pequeñas islas estado que podrían enfrentar tormentas e inundaciones devastadoras debido al cambio climático instaron a los países industrializados a recortar de forma drástica los límites de aumento de temperatura que se han fijado como objetivo.

Los líderes de la Alianza de Pequeñas Islas Estado (AOSIS, por sus siglas en inglés), que agrupa a 42 países insulares, señalaron el lunes que el resto del mundo debería ponerse de acuerdo para reducir las emisiones en la reunión de Naciones Unidas que se celebrará este año.

El límite de aumento de temperatura actual -de 1,5 grados centígrados sobre los niveles de la era pre industrial- debería reducirse de forma considerable, indicaron.

Las temperaturas ya han subido en torno a 0,8 grados desde la era pre industrial.

"Vemos el cambio climático como (...) una amenaza para nuestra supervivencia y debemos tomar los pasos necesarios para proteger nuestros territorios", dijo el lunes a periodistas Tillman Thomas, primer ministro de Granada, miembro de AOSIS.

Si los países ricos no actúan, sería equivalente a una especie de "genocidio benigno", afirmó Thomas.

Los pequeños estados de la AOSIS, entre los que están las Maldivas, Tuvalu y Papúa Nueva Guinea, son algunos de los países más vulnerables a inundaciones debido a la subida del nivel del mar producida por el deshielo de los polos, a causa del calentamiento global.

También están entre los menos responsables de las emisiones a las que se culpa de calentar el planeta.

Los países del G-8 y los 17 mayores emisores de gases de efecto invernadero, el Foro de Grandes Economías, acordaron hace meses en Italia que no debe permitirse que las temperaturas medias de la Tierra suban más de 2 grados centígrados con respecto a la era pre industrial.

Por su parte, la AOSIS se reunió en una cumbre de un día en Naciones Unidas, donde los líderes mundiales intentan desbloquear las negociaciones entre 190 países para alcanzar un nuevo acuerdo que combata el calentamiento global, que debería firmarse en Copenhague en diciembre.

Las negociaciones están estancadas en la cuestión de cómo repartir la carga de los recortes de emisiones entre los países ricos y los pobres, y cómo recaudar miles de millones de dólares para ayudar a los pobres a combatir cambios como la subida de las aguas y la desertificación.

Además, la AOSIS pidió que el nuevo acuerdo de la ONU sobre el clima incluya un programa de seguros para afrontar, por ejemplo, la pérdida y los daños de los hoteles costeros y otras infraestructuras ante el creciente nivel del mar y los huracanas cada vez más fuertes, así como las pérdidas de arrecifes de coral.

También pidieron nuevas fuentes de financiación basada en garantías para ayudar a los estados a adaptarse a los cambios climáticos.

El Panel Intergubernamental de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático estima que las temperaturas subirán entre 1,1 y 6,4 grados centígrados durante el siglo XXI, dependiendo de las medidas que tomen los gobiernos.

Reporte de Timothy Gardner; Traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below