Ubican falla que causó terremoto en Italia, riesgo de más sismos

lunes 28 de septiembre de 2009 17:58 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Investigadores europeos anunciaron el lunes que encontraron la falla que causó un terremoto en una localidad medieval de Italia en abril, donde murieron cerca de 300 personas, y advirtieron que la región podría verse afectada por más sismos.

Los expertos utilizaron detección remota y otros métodos para rastrear el terremoto de magnitud 6,3 hasta la falla de Paganica, al noreste de la ciudad de L'Aquila. Se pensaba que la falla era menos peligrosa que otras, informaron los investigadores en Geophysical Research Letters.

"Cálculos de tensión estática mostraron que el terremoto causó cambios en otras fallas activas cercanas, llevando a muchas de ellas, más notoriamente las fallas de Montereale y Campotosto, cerca del colapso", escribieron el Instituto Nazionale di Geofisica e Vulcanogia en Roma y un equipo guiado por Barry Parsons de la Universidad de Oxford.

La falla "sigue representando un peligro sísmico en la región", dijeron.

El sismo de abril dañó seriamente L'Aquila, capital de la región de Abruzzo de Italia, además de varias ciudades y poblados en los alrededores, cobrando la vida de 297 personas, hiriendo a 1.000 y dejando a 66.000 sin hogar.

Los investigadores usaron dos técnicas, un tipo de interferometría de radar y un sismólogo de cuerpo de ondas, junto a la detección remota y mediciones de campo para hacer sus cálculos.

Las dos fallas más peligrosas están cerca de las ciudades italianas de Campotosto y Amatrice, señalaron, agregando que pudieron causar algunas fuertes réplicas tres días después del sismo mayor.

El estudio se puede encontrar en here

(Editado en español por Marion Giraldo)

 
<p>Foto de archivo de una casa derruida en Onna destru&iacute;da por un terremoto a las afueras de L'Aquila, Italia, 24 jun 2009. Investigadores europeos anunciaron el lunes que encontraron la falla que caus&oacute; un terremoto en una localidad medieval de Italia en abril, donde murieron cerca de 300 personas, y advirtieron que la regi&oacute;n podr&iacute;a verse afectada por m&aacute;s sismos. REUTERS/Chris Helgren</p>