Sanofi expande cartera con dos acuerdos de biotecnología

jueves 1 de octubre de 2009 10:38 GYT
 

Por Caroline Jacobs

PARIS (Reuters) - Sanofi-Aventis reforzó su línea de medicamentos con la compra del especialista en oftalmología Fovea y expandió su cartera oncológica con un acuerdo exclusivo de desarrollo de medicamentos contra el cáncer con la firma de biotecnología estadounidense Merrimack Pharmaceuticals.

Los dos acuerdos, conseguidos el jueves, son parte de la estrategia de la firma francesa por sellar alianzas para encontrar nuevos medicamentos y conducir compras por hasta 15.000 millones de euros para compensar una próxima disminución de ventas cuando pierda la exclusividad de algunas patentes.

Sanofi entra a nuevas áreas con su compra de Fovea por hasta 370 millones de euros y fortalece su presencia en el creciente mercado de anticuerpos monoclonales con un potencial precio de 530 millones de dólares por Merrimack.

"La adquisición de Fovea (...) es otro paso en la meta de nuestra compañía de enfocarnos en nuevas áreas para fortalecer nuestro portafolio de investigación y desarrollo", dijo el presidente ejecutivo Chris Viehbacher en un comunicado, en el que describió a la oftalmología como un "mercado de crecimiento dinámico".

Analistas dijeron que los acuerdos coincidían con lo que Viehbacher dijo que haría luego de salir de GlaxoSmithKline para tomar el mando de Sanofi en diciembre, para rellenar su reducida cartera y dirigir a la firma durante un puñado de años difíciles.

"Al menos en papel, estos acuerdos son buenos. Tenemos que esperar y ver finalmente qué traerán", comentó Rodolphe Besserve, analista de Societe Generale, dado que los dos acuerdos suponían medicamentos en sus primeras fases de prueba.

"Están en línea con el plan de Viehbacher para diversificar a las áreas de enfermedades que cubre la compañía, para hallar productos de nicho que suman valor y para expandir los productos a base de biotecnología, en anticuerpos monocolonales, a lo que la gerencia anterior se resistía demasiado", añadió el analista.

El precio del acuerdo de Sanofi para desarrollar el MM-121 de Merrimack, un anticuerpo humano monoclonal que apunta a los tumores sólidos y que está en una fase temprana de las pruebas clínicas, era bastante alto, según Besserve.

"La mayoría de las compañías de biotecnología interesante en este campo ya han hecho acuerdos exclusivos o han sido compradas. Así que por lo que queda uno paga un precio relativamente alto", dijo.