ENFOQUE-Dividida comunidad Cuba se une"Planeta Facebook"

viernes 16 de octubre de 2009 15:20 GYT
 

Por Esteban Israel

LA HABANA (Reuters) - Susana nunca salió de Cuba, pero ha visto montones de fotografías de las casas de sus amigos en Miami, sus autos nuevos y hasta la discoteca de moda a donde fueron la otra noche.

Cada vez más cubanos como ella están asomándose al mundo a través de Facebook, la red social en internet que les permite comunicarse con la diáspora de una forma antes impensable en la isla de Gobierno comunista.

"Todos mis amigos cubanos que acceden a internet tienen una cuenta de Facebook", dijo la farmacéutica de 24 años.

"Es una forma de conectarte con el resto del mundo. Entras en las páginas de tus amigos que están fuera y ves como viven, a dónde van, con quién se relacionan. Todo. Es como si estuvieras ahí", explica.

Facebook está ofreciendo a la divida comunidad cubana una nueva plataforma de encuentro. Al menos 1,5 millones de cubanos viven en el extranjero, la mayoría en Estados Unidos, y las llamadas internacionales son demasiado caras para muchos en la isla.

El presidente estadounidense, Barack Obama, eliminó restricciones para los viajes de cubano estadounidenses a la isla, pero miles de familias continúan separadas por los 145 kilómetros del Estrecho de Florida.

Facebook no revela cuántos usuarios tiene en Cuba, pero hay señales de que el número está aumentando a pesar de las restricciones para conectarse a internet en la isla.

Alain E. Ramírez, que abrió desde Miami una página de Facebook de ex alumnos de la escuela secundaria Lenin de La Habana, dice que el 30 por ciento de los 1.750 usuarios de su grupo de Facebook están en la isla.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo en que un t&eacute;cnico habla con los empleados de una tienda antes de vender computadores en La Habana, Cuba, 2 mayo 2008. Cada vez m&aacute;s cubanos como ella est&aacute;n asom&aacute;ndose al mundo a trav&eacute;s de Facebook, la red social en internet que les permite comunicarse con la di&aacute;spora de una forma antes impensable en la isla de Gobierno comunista. REUTERS/Enrique De La Osa/Archivo</p>