Madres usan internet para buscar productos y consejo médico

lunes 19 de octubre de 2009 14:13 GYT
 

NUEVA YORK, EEUU (Reuters) - Las empresas que comercializan productos para madres tienen que empezar a optar por internet, según un estudio que muestra que la madre del siglo XXI está diariamente en línea, emplea Facebook para contactarse con los amigos y Google para diagnosticar enfermedades.

Un estudio llevado a cabo por la página web de padres BabyCenter.com reveló que el 63 por ciento de las madres internautas utiliza las redes sociales como Facebook habitualmente, mientras que hace tres años sólo lo hacía el 11 por ciento.

También reveló que el 44 por ciento de ellas utilizan los medios sociales para obtener recomendaciones sobre qué marcas o productos comprar, y que hay poca diferencia entre las madres de diferentes edades.

"No ven tanto la televisión, no leen tantas revistas, pero sí comprueban Facebook, Twitter (...) donde la gente se une en mucho cuestiones de paternidad", dijo la directora de BabyCenter Linda Murray a Reuters.

"Una de las actividades más populares es buscar recomendaciones sobre productos. Buscan información, especialmente relacionada con bebés, y las compañías tienen que darse cuenta de eso", apuntó.

Pero las empresas también tienen que conocer bien el mercado porque las madres intercambian información -y quejas- en internet de manera habitual.

En el 2006, sólo el 11 por ciento de las madres leía blogs habitualmente y sólo el seis por ciento los escribía. Este año, el estudio reveló que esas cifras han pasado a ser del 29 y el 14 por ciento, respectivamente.

La farmacéutica McNeil Consumer Healthcare, que fabrica el ibuprofeno Motrin, aprendió la lección por las malas en noviembre del año pasado cuando un grupo de madres online encontró una campaña publicitaria por la que se sintieron ofendidas, lo que llevó a la publicación de una tira de mensajes en la página Twitter.

La empresa respondió con la retirada de un vídeo publicitario de la página web, la eliminación de los anuncios impresos de las revistas y pidiendo perdón por la ofensa causada.   Continuación...