Bloguera cubana dice que continuará escribiendo pese detención

lunes 9 de noviembre de 2009 20:13 GYT
 

Por Jeff Franks

LA HABANA (Reuters) - La bloguera cubana Yoani Sánchez prometió el lunes continuar escribiendo su blog "Generación Y", que critica al Gobierno de la isla, a pesar del miedo y las lesiones que dice que sufrió tras una breve detención la semana pasada por parte de las autoridades.

Sánchez, de 34 años, contó que experimentó "25 minutos de terror" en el incidente del viernes.

La bloguera dijo que iba caminando con sus colegas Orlando Luis Pardo y Claudia Cadelo hacia una manifestación contra la violencia en La Habana cuando tres hombres que describió como agentes de la seguridad los forzaron a entrar a un auto construido en China y que no llevaba ninguna patente.

En diálogo con Reuters, la bloguera dijo que fue golpeada varias veces y que forcejeó durante unos 25 minutos. Sánchez relató que después los tres hombres la liberaron a ella y a sus colegas, en lo que consideró como una advertencia del Gobierno.

El Gobierno comunista de Cuba aún no hizo comentarios sobre el incidente, que fue condenado por Estados Unidos y la organización Human Rights Watch.

Sánchez arrastraba los pies para desplazarse en su apartamento de La Habana, usando una muleta, debido a la rigidez muscular y los dolores que tiene en la espalda.

Su blog, que frecuentemente critica al Gobierno cubano, ha ganado varios premios internacionales, pero es poco conocido en el país debido a que el acceso a internet es limitado.

"Dile a Yoani que se calle", dijo uno de los agentes en repetidas ocasiones a Pardo mientras lo sujetaban.   Continuación...

 
<p>La bloguera cubana Yoani S&aacute;nchez (izquierda en la imagen) es asistida por una amiga en La Habana, nov 9 2009. La bloguera cubana Yoani S&aacute;nchez prometi&oacute; el lunes continuar escribiendo su blog "Generaci&oacute;n Y", que critica al Gobierno de la isla, a pesar del miedo y las lesiones que dice que sufri&oacute; tras una breve detenci&oacute;n la semana pasada por parte de las autoridades. REUTERS/Enrique De La Osa</p>