10 de noviembre de 2009 / 0:16 / hace 8 años

Bloguera cubana dice que continuará escribiendo pese detención

5 MIN. DE LECTURA

<p>La bloguera cubana Yoani S&aacute;nchez (izquierda en la imagen) es asistida por una amiga en La Habana, nov 9 2009. La bloguera cubana Yoani S&aacute;nchez prometi&oacute; el lunes continuar escribiendo su blog "Generaci&oacute;n Y", que critica al Gobierno de la isla, a pesar del miedo y las lesiones que dice que sufri&oacute; tras una breve detenci&oacute;n la semana pasada por parte de las autoridades.Enrique De La Osa</p>

Por Jeff Franks

LA HABANA (Reuters) - La bloguera cubana Yoani Sánchez prometió el lunes continuar escribiendo su blog "Generación Y", que critica al Gobierno de la isla, a pesar del miedo y las lesiones que dice que sufrió tras una breve detención la semana pasada por parte de las autoridades.

Sánchez, de 34 años, contó que experimentó "25 minutos de terror" en el incidente del viernes.

La bloguera dijo que iba caminando con sus colegas Orlando Luis Pardo y Claudia Cadelo hacia una manifestación contra la violencia en La Habana cuando tres hombres que describió como agentes de la seguridad los forzaron a entrar a un auto construido en China y que no llevaba ninguna patente.

En diálogo con Reuters, la bloguera dijo que fue golpeada varias veces y que forcejeó durante unos 25 minutos. Sánchez relató que después los tres hombres la liberaron a ella y a sus colegas, en lo que consideró como una advertencia del Gobierno.

El Gobierno comunista de Cuba aún no hizo comentarios sobre el incidente, que fue condenado por Estados Unidos y la organización Human Rights Watch.

Sánchez arrastraba los pies para desplazarse en su apartamento de La Habana, usando una muleta, debido a la rigidez muscular y los dolores que tiene en la espalda.

Su blog, que frecuentemente critica al Gobierno cubano, ha ganado varios premios internacionales, pero es poco conocido en el país debido a que el acceso a internet es limitado.

"Dile a Yoani que se calle", dijo uno de los agentes en repetidas ocasiones a Pardo mientras lo sujetaban.

Cuando gritó a otras personas que estaban cerca en la calle que los estaban secuestrando, los agentes dijeron a los transeúntes que eran "contrarrevolucionarios".

Sánchez dijo que recibió golpes en la cabeza, las piernas y los glúteos y que la aplastaron contra el asiento del auto, aunque sólo le dejaron heridas en las piernas, que por razones de "decencia moral" no quería mostrar a los visitantes.

En una mesa de su casa podían verse el lunes vitaminas, líquidos y medicamentos para sus dolencias.

Cadelo fue llevada en un auto de la policía separada de Yoani y Pardo, y rápidamente fue dejada en libertad.

Espiritu Intacto

Sánchez señaló que el incidente la había dejado asustada, pero que si la intención era que ella deje de escribir su blog, los hombres habían fracasado. Ha escritos dos entradas en su blog desde el día del incidente.

"Voy a seguir escribiendo. El espíritu bloguero está intacto. De niña siempre fui de las personas que con miedo corría exactamente hacia la fuente de lo que me producía más miedo", dijo Sánchez. "Quería perder esa sensación", apuntó.

Ha recibido muestras de apoyo tanto en casa como en el extranjero. Y agregó que había recibido llamadas teléfonicas de simpatizantes y diplomáticos extranjeros en La Habana, así como de autoridades de Alemania y España que propondrían denunciar el incidente en sus respectivos parlamentos.

La portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos Sara Mangiaracina dijo a periodistas en Washington que su país "lamenta profundamente el asalto" y expresó su "profunda proocupación" al Gobierno cubano.

Human Rights Watch emitió el fin de semana un comunicado instando a la comunidad internacional a "condenar los ataques a los que ejercen pacíficamente sus derechos fundamentales a la libertad de expresión".

Las autoridades cubanas consideran a Sánchez y otros disidentes en la isla traidores que trabajan como mercenarios al servicio de un Gobierno extranjero para desacreditar a los dirigentes del país y al sistema socialista puesto en marcha tras la revolución de 1959.

La ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos estima que en Cuba hay unos 200 presos políticos, pero ahora ha dicho que el Gobierno favorece las detenciones breves en lugar de aplicar largas condenas para intimidar sin dañar la imagen de Cuba en el extranjero.

Editado por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below