16 de noviembre de 2009 / 12:46 / en 8 años

La visita de Obama a China causa desconfianza en los internautas

<p>El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en Pek&iacute;n, 16 nov 2009. El llamado del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a que haya libertad de internet en China, se encontr&oacute; con el recelo y el pesimismo de muchos usuarios chinos de la web, lo que podr&iacute;a indicar que su intento por ganarse a la juventud a&uacute;n tiene un camino por recorrer. Algunos fueron intensamente patri&oacute;ticos en sus comentarios, citando el estatus de China como el mayor acreedor del Gobierno de Estados Unidos como una raz&oacute;n para la educada apertura de Obama, en una especie de mitin con estudiantes de Shangh&aacute;i. REUTERS/Jim Young</p>

Por Melanie Lee

SHANGHAI (Reuters) - El llamado del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a que haya libertad de internet en China, se encontró con el recelo y el pesimismo de muchos usuarios chinos de la web, lo que podría indicar que su intento por ganarse a la juventud aún tiene un camino por recorrer.

Algunos fueron intensamente patrióticos en sus comentarios, citando el estatus de China como el mayor acreedor del Gobierno de Estados Unidos como una razón para la educada apertura de Obama, en una especie de mitin con estudiantes de Shanghái.

“El objetivo de la visita de Obama a China es conseguir que China ayude a la salud económica de Estados Unidos. Es como una zorra en un gallinero”, dijo el internauta Xin DeGuiHui.

China ha cortado el acceso a las populares redes sociales Facebook desde marzo y Twitter desde julio, con la excusa de la necesidad de armonía social.

La región fronteriza de Xinjian no tiene acceso a páginas web del exterior desde los disturbios étnicos de julio.

Portales chinos como NetEase.com y Sina ayudan a llenar el vacío, con clones de Facebook y Twitter y foros que dan actividad a cerca de 350 millones de internautas chinos, que sobrepasan la población de Estados Unidos.

“Todo el mundo debe trabajar para ganarse la vida. ¿Quién tiene tiempo para Obama? China es tan grande, con tanta gente, ¿podrán todos ser capaces de distraerse con su visita?”, decía una entrada de los foros de noticias de NetEase de Lan Shi Zi.

Algunos gobiernos occidentales y expertos en censura dicen que la restricción de Facebook y Twitter por parte de China es una táctica para reforzar la censura y el control del flujo de información.

“Siempre he sido un defensor del uso abierto de internet. Soy un gran defensor de la no-censura”, dijo Obama en el acto celebrado en el Ayuntamiento de Shanghái, donde contestó a las preguntas de estudiantes universitarios además de otras enviadas por internet.

“Puedo decirles que en Estados Unidos, el hecho de que tengamos libertad o no restricción del acceso a internet es una fuente de fuerza y creo que debería ser fomentado”, agregó.

Sus palabras aparecieron en la portada de NetEase durante 27 minutos, antes de ser eliminada por los censores, según China Digital Times, que hace un seguimiento de internet en el país.

El acto de Shanghái fue orquestado cuidadosamente por el gobierno local y no se emitió en directo por canales nacionales. Sólo pudo verse en algunos canales de noticias de Shanghái, medios de comunicación internacionales seleccionados y ciertas páginas web.

Durante la visita del presidente Bill Clinton en 1998, una sesión de preguntas con estudiantes chinos fue emitida a nivel nacional por el canal de televisión CCTV.

Pese a la distribución limitada de las palabras de Obama en China, un internauta en Twitter se mostró sorprendido siquiera de que el tema de la libertad saliera a debate.

“No olvidaré este mediodía: escuché intermitentemente al líder de otro país hablar de nuestros propios problemas sobre la libertad”, escribió Philfenghan, según China Digital Times.

Algunos usuarios de internet calificaron las preguntas, que también fueron sobre el Premio Nobel de la Paz para Obama o la venta de armas a Taiwán, como “estúpidas”, y se preguntaron por qué no se sacaron temas de comercio y moneda.

Irónicamente, con Facebook y Twitter censurados en China, la mayoría de las reacciones al evento provinieron de usuarios de Estados Unidos, Canadá, el sudeste asiático, Taiwán e Irlanda.

Reporte de Melanie Lee. Traducido por Rafa García de Cosío en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below