IPhones "desbloqueados" son vulnerables a nuevo virus

lunes 23 de noviembre de 2009 19:22 GYT
 

Por Jim Finkle

BOSTON (Reuters) - Piratas informáticos programaron un virus que ataca el iPhone de Apple Inc, tomando secretamente el control de los dispositivos mediante sus conexiones de internet, informaron expertos de seguridad.

El virus fue detectado en Holanda y sólo puede atacar los iPhones cuyos dueños deshabilitaron algunas características de seguridad pre-instaladas, según analistas que observan el progreso del virus, conocido como Duh Worm.

Los piratas informáticos tratan de usar el virus para obtener contraseñas de sitios bancarios en Holanda, señala Graham Cluley, un investigador del fabricante de software antivirus Sophos.

Cuando un usuario de iPhone trata de acceder a un sitio bancario, Duh Worm dirige el navegador a un sitio similar controlado por los piratas informáticos, dijo Cluley.

Los teléfonos vulnerables son teléfonos "desbloqueados" cuyos usuarios deshabilitan características de seguridad clave de Apple para evitar cumplir los términos del acuerdo de uso.

Por ejemplo, Apple impide a los usuarios cambiar de proveedores de servicio a portadores no autorizados y limita a los usuarios a los casi 100.000 programas que la compañía ha investigado para instalar en el aparato.

Hay miles de programas no autorizados que cubren áreas desde llamados telefónicos a través de internet, acceso a redes WiFi y pornografía.

"La gran mayoría de clientes no desbloquea sus iPhones, y por buenas razones. Estos pirateos no sólo violan la garantía, también harán que el iPhone se vuelva inestable y que no trabaje confiablemente", dijo Natalie Harrison, una portavoz de Apple.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de un tel&eacute;fono Iphone 3gs de Apple en una de sus tiendas minoristas en San Francisco, EEUU, jun 19 2009. Piratas inform&aacute;ticos programaron un virus que ataca el iPhone de Apple Inc, tomando secretamente el control de los dispositivos mediante sus conexiones de internet, informaron expertos de seguridad. REUTERS/Robert Galbraith/Files</p>