Viernes Negro EEUU atrae fuerte flujo consumidores

viernes 27 de noviembre de 2009 17:38 GYT
 

Por Martinne Geller y Phil Wahba

NUEVA YORK (Reuters) - Un gran número estadounidense acudió a las tiendas en busca de ofertas el viernes, en el inicio de la temporada de fiestas de fin de año, pero muchos gastaron con cuidado.

El llamado Viernes Negro, que sigue al Día de Acción de Gracias, suele ser la jornada de compras individual más activa de la importante temporada de las fiestas, que supone casi un quinto de las ventas anuales de la industria minorista.

El ritual anual de los consumidores estadounidense ahora es estudiado en busca de señales de que el comprador está listo para volver a impulsar la economía, luego de que la crisis financiera mundial del año pasado provocó la peor temporada de las fiestas en casi cuatro décadas.

Analistas minoristas, que saltaron de centro comercial a centro comercial, el viernes observaron multitudes y dijeron que los clientes cargaban más bolsas de compras que el año pasado.

No obstante, argumentaron que un alza temprana de las ventas no garantiza una fuerte temporada de ventas en las semanas que faltan para la Navidad. Los pronósticos de ventas para la temporada de fiestas de fin de año varían entre una caída de un 3 por ciento y un alza de un 2 por ciento.

"En esta tienda hay mucha gente y muchas bolsas de compras", dijo a Reuters el presidente ejecutivo de Macy's, Terry Lundgren, en referencia al comercio emblema de la empresa en Manhattan

En su mayoría, los consumidores salieron a comprar más que a pasear.

Linda Stone se presentó temprano al centro comercial SouthPark Mall en Charlotte, en el estado de Carolina del Norte.   Continuación...

 
<p>Personas pagan sus compras en una tienda de Target en Chicago, 27 nov 2009. Los estadounidenses se dirig&iacute;an a las tiendas por departamentos en forma masiva el viernes en el comienzo oficial de la temporada de compras de fin de a&ntilde;o, aunque muchos dec&iacute;an que ser&aacute;n m&aacute;s selectivos sobre lo que adquieren. El Viernes Negro, que sigue al D&iacute;a de Acci&oacute;n de Gracias, suele ser la jornada de compras individual m&aacute;s activa de la importante temporada de las fiestas, que supone casi un quinto de las ventas anuales de la industria minorista. REUTERS/John Gress</p>