11 de diciembre de 2009 / 20:10 / en 8 años

Quimioterapia aumenta la sobrevida tras cáncer de mama; estudio

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO (Reuters) - La quimioterapia mejora la sobrevida después del cáncer de mama en las mujeres posmenopáusicas, un resultado que se suma al debate de largo plazo de cómo tratar mejor a esas féminas, indicaron investigadores.

Un segundo estudio revela que un test genético llamado Oncotype DX, de Genomic Health Inc., permitiría identificar a un pequeño grupo de mujeres que no se beneficiaría con la quimioterapia.

El principal estudio demuestra que agregar quimioterapia al tratamiento con tamoxifeno, un fármaco que bloquea el estrógeno, previene la reaparición del cáncer en pacientes con tumores con receptores positivos de estrógeno, que es la forma más común, en la que la hormona promueve la enfermedad.

“El efecto en la sobrevida es de muy largo plazo (...) en las mujeres con ambos tipos de tratamiento, con respecto a las mujeres tratadas sólo con tamoxifeno”, dijo el jueves la doctora Kathy Albain, de Loyola University Health System, en Maywood, Illinois.

La experta presentó los resultados de ambos estudios en San Antonio Breast Cancer Symposium, de American Association for Cancer Research.

“Se considera que este estudio es un hito en la literatura clínica porque es el único que realmente demuestra la ventaja de la quimioterapia más tamoxifeno para la sobrevida”, dijo Albain por teléfono.

“Hasta este ensayo, los estudios sobre los fármacos de quimioterapia más tamoxifeno o tamoxifeno sólo obtuvieron resultados negativos”, agregó.

Para el nuevo estudio, el equipo siguió a casi 1.500 mujeres posmenopáusicas con tumores de mama con receptor de estrógeno positivo diseminado a por lo menos un nodo linfático.

Algunas mujeres recibieron tamoxifeno más un fármaco de quimioterapia llamado antraciclina y otras, sólo tamoxifeno.

El primer grupo fue un 24 por ciento menos propenso a sufrir una recurrencia tumoral y un 17 por ciento menos propenso a morir durante los 10 años de estudio, aunque ese segundo resultado se acercó levemente a una relevancia estadística.

El equipo halló también que el uso del tamoxifeno después de la quimioterapia, en lugar de hacerlo durante la quimioterapia, mejoró las oportunidades de sobrevida.

En un segundo estudio dirigido por Albain y publicado en Lancet Oncology, se evaluó si el test Oncotype DX puede predecir qué mujeres se beneficiarían con la quimioterapia.

El test analiza 21 genes en una muestra tumoral para conocer sus niveles de actividad y genera un puntaje, que predice el beneficio que tendrá la quimioterapia. Se usa en las mujeres con tumores alimentados por el estrógeno y sin metástasis a un nódulo linfático.

Pero el estudio sugiere que sería útil también para identificar a las mujeres con tumores diseminados que no se beneficiarían con la quimioterapia.

Albain dijo que comenzarán un gran ensayo clínico, muy costoso y que demorará varios años, para confirmar si el test es efectivo.

En tanto, agregó que algunos médicos, como ella, usarán el test en ciertas pacientes para poder darles más opciones terapéuticas.

Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below