Gel enriquecido genera vasos sanguíneos en ratas: estudio EEUU

martes 22 de diciembre de 2009 11:53 GYT
 

Por Maggie Fox

WASHINGTON (Reuters) - Un gel especial enriquecido con enzimas y factores de crecimiento pudo ayudar a crear nuevos vasos sanguíneos alrededor de una arteria bloqueada en ratas, lo que ofrecería una novedosa forma de generar un bypass natural, informaron investigadores estadounidenses.

El gel parece mantener en el lugar los compuestos necesarios hasta que los vasos circundantes puedan formar nuevas ramas en la zona deseada, explicaron los investigadores en un informe publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

"Tienen todas las características de los vasos sanguíneos", dijo Andrés García, del Instituto de Tecnología de Georgia, quien dirigió el estudio.

La tecnología también podría ser utilizada para brindar una especie de zona de anidación a las células pancreáticas para tratar a pacientes con diabetes tipo 1 o a aquellos que perdieron el órgano segregador de insulina, señaló García en una entrevista telefónica.

El gel, denominado hidrogel de glicol de polietileno, porta varios compuestos hallados naturalmente en el cuerpo, incluidas enzimas que ayudan a incentivar el crecimiento de vasos sanguíneos.

Cuando los vasos sanguíneos de ratas fueron anudados para simular un coágulo en la pierna, el gel enriquecido restauró el flujo sanguíneo en dos semanas, indicó el equipo de García.

Los investigadores, financiados por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, la Fundación de Investigación de la Diabetes Juvenil y la Asociación Estadounidense del Corazón, también están trabajando para emplear el gel para crear una zona fortalecida donde implantar células del páncreas productoras de insulina.

El equipo aún no está trabajando con una compañía, pero espera que la técnica pueda ayudar a millones de pacientes algún día.

La pérdida de suministro de sangre por un bloqueo o daño arterial causa la muerte u hospitalización sólo en Estados Unidos de 8 millones de pacientes con enfermedad arterial periférica, que afecta fundamentalmente las piernas, y de 16,8 millones de personas con dolencia coronaria.

(Editada en español por Ana Laura Mitidieri)