Rusia juzgará a policía que denunció corrupción en YouTube

lunes 28 de diciembre de 2009 09:12 GYT
 

MOSCU (Reuters) - Un ex policía que acusó a sus superiores de corrupción en una serie de videos difundidos en internet será juzgado por abuso de su posición, informaron el lunes investigadores rusos.

El ex sargento de policía Alexei Dymovsky se hizo famoso en Rusia a principios de este año cuando usó YouTube para pedir al primer ministro Vladimir Putin que abordara la corrupción en las fuerzas policiales.

Ahora se presentarán cargos contra Dymovsky por "fraude cometido por una persona que usó su posición oficial", según un comunicado del comité investigador de la Fiscalía General, que no dio más detalles.

Dymovsky, que trabajó como policía en el puerto del mar Negro de Novorossiisk, pidió a Putin que frenara a los superiores policiales, a los que acusó de presionar a subordinados para cobrar a inocentes con el fin de cumplir los objetivos estadísticos.

"Quiero mostrarle desde dentro la vida de los policías por toda Rusia... la ignorancia, la rudeza, la imprudencia, los agentes mueren por la estupidez de sus jefes", dijo Dymovsky en un video.

El clip recibió más de un millón de visitas en YouTube.

Dymovsky fue despedido tras presentar su denuncia. La policía regional también llevó a cabo su propia investigación, que concluyó que las acusaciones de Dymovsky no estaban fundamentadas.

La corrupción es endémica en la sociedad rusa y las encuestas han mostrado que el ex estado soviético es uno de los más corruptos del mundo.

(Reporte de Conor Sweeney; Traducido en la Redacción de Madrid)

 
<p>Un ex polic&iacute;a que acus&oacute; a sus superiores de corrupci&oacute;n en una serie de videos difundidos en internet ser&aacute; juzgado por abuso de su posici&oacute;n, informaron el lunes investigadores rusos. El ex sargento de polic&iacute;a Alexei Dymovsky se hizo famoso en Rusia a principios de este a&ntilde;o cuando us&oacute; YouTube para pedir al primer ministro Vladimir Putin que abordara la corrupci&oacute;n en las fuerzas policiales. REUTERS/Sergei Karpukhin/Archivo</p>