Tecnológica EEUU denuncia a firmas chinas por robo de códigos

jueves 7 de enero de 2010 09:08 GYT
 

SHANGHAI, China (Reuters) - Un fabricante de software de Estados Unidos inició acciones contra China, varios grandes fabricantes de computadoras y dos empresas de software por 2.200 millones de dólares, acusándolas de robarle códigos de un software filtro de Internet.

Cybersitter LLC presentó la demanda en un juzgado de Los Angeles contra dos compañías tecnológicas chinas encargadas del programa de filtro de China, conocido como Green Dam.

Acusó a ambas de robar más de 3.000 líneas de códigos de su software.

"Este litigio es realmente histórico para el cumplimiento de los derechos de propiedad intelectual en todo el mundo", dijo Gregory Fayer, abogado de Gipson Hoffman & Pancione, que representa a Cybersitter.

La demanda también acusa a un número de grandes fabricantes de ordenadores, entre ellos Sony, Lenovo, Toshiba, Acer y Asustek.

Lenovo, Acer, Sony y Asustek declinaron hacer comentarios, mientras que no se pudo contactar a los otros fabricantes de ordenadores ni a las dos empresas chinas.

Fayer dijo que su cliente descubrió que su código había sido supuestamente robado cuando investigadores independientes contactaron con la empresa sobre las referencias en el código Green Dam a Cybersitter.

A mediados de 2009, China decidió que los ordenadores que fueran vendidos en el país tendrían que llevar el software de Green Dam, que según el Estado estaba diseñado para prevenir que la juventud del país accediera a contenidos pornográficos.

(Reporte de Melanie Lee. Editado en español por Rafa García de Cosío y César Illiano)

 
<p>Clientes usan computadores en un cibercaf&eacute; en Taiyuan, China, 13 ago 2009. Un fabricante de software de Estados Unidos inici&oacute; acciones contra China, varios grandes fabricantes de computadoras y dos empresas de software por 2.200 millones de d&oacute;lares, acus&aacute;ndolas de robarle c&oacute;digos de un software filtro de Internet. Cybersitter LLC present&oacute; la demanda en un juzgado de Los Angeles contra dos compa&ntilde;&iacute;as tecnol&oacute;gicas chinas encargadas del programa de filtro de China, conocido como Green Dam. REUTERS/Stringer/Archivo</p>