Niños europeos prefieren mundo real a Internet; sondeo

lunes 11 de enero de 2010 16:32 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Nunca conocieron un mundo sin Internet, pero aún así prefieren ver a sus amigos fuera de la red.

Una nueva encuesta sobre niños europeos de entre ocho y 14 años conducida por la empresa estadounidense Walt Disney revela que los hijos de la Generación X son ecologistas familiarizados con la Internet y amantes de los videojuegos que quieren a sus padres.

El estudio sobre 3.020 niños en toda Europa, a los que Disney bautizó como "Generación XD", revela que han abrazado simultáneamente las tecnologías de punta y valores familiares tradicionales, usando la red como juguete y como herramienta para hacer los deberes.

"Los niños de la Generación XD tienen una comprensión superior de los asuntos socioeconómicos, profundos valores familiares y ya están demostrando patrones de comportamiento que tendrán un gran impacto en el futuro", comentó Victoria Hardy, directora ejecutiva de Investigación de Disney en Europa, Oriente Próximo y Africa.

Pese a lo extendidas y populares que son páginas de redes sociales como Facebook, casi un tercio de los encuestados dijo que prefería encontrarse con sus amigos cara a cara, aunque el 44 por ciento dijo que la red les facilita los contactos.

Más de siete de cada 10 niños dijo que por lo general usan Internet para jugar, mientras que el 59 por ciento dijo usarla para hacer los deberes.

Los jóvenes españoles, británicos, alemanes, franceses, italianos y polacos también mostraron un fuerte sentido de responsabilidad social. Un 90 por ciento de ellos dijo que es importante cuidar del planeta y un 74 por ciento dijo reciclar habitualmente.

El 70 por ciento de los niños dijo que ahorrar dinero de la paga que le entregan sus padres era importante para ellos y que la gente a la que más admiran son sus padres.

Además, profesiones más antiguas que la autopista de la información siguen atrayendo a los pequeños.

Las cinco favoritas son veterinario, profesor, jugador profesional de fútbol, médico y policía.

(Reporte de Alexander Clare; traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid)