Denuncian una falla de seguridad en Twitter

viernes 22 de enero de 2010 13:53 GYT
 

Por Jim Finkle

BOSTON, EEUU (Reuters) - Un defecto en la página de Twitter dejó vulnerables a piratas informáticos las claves de los usuarios para conectarse a internet, según un investigador de seguridad que pidió a la compañía de redes sociales que solucione el problema.

Mike Bailey, un importante analista de seguridad en Foreground Security, una empresa de Florida, dijo que descubrió el problema, que aprovecha una vulnerabilidad conocida en el lenguaje de programación Flash de Adobe Systems.

Bailey asegura haber informado a Twitter del fallo y dijo que se podría arreglar en apenas unas horas cambiando el modo en que está programada la página.

Adobe ha dicho a los programadores cómo arreglar la vulnerabilidad, que fue descubierta por primera vez en el 2006, añadió, pero destacó que los operadores de muchas de las páginas web no han respondido a las advertencias.

A medida que ha crecido la popularidad de la página de microblogs, se ha convertido en un objetivo importante para los piratas informáticos, que tratan de extender programas maliciosos a sus millones de usuarios.

"Por muy simple que sea el ataque, lo he encontrado por todas partes", manifestó Bailey.

No se pudo contactar con nadie en Twitter ni Adobe para hacer declaraciones.

El mes pasado, un 'hacker' atacó brevemente la web de Twitter, redirigiéndola a otra que aseguraba representar a un grupo que se llamaba el Cíberejército Iraní.   Continuación...

 
<p>Un defecto en la p&aacute;gina de Twitter dej&oacute; vulnerables a piratas inform&aacute;ticos las claves de los usuarios para conectarse a internet, seg&uacute;n un investigador de seguridad que pidi&oacute; a la compa&ntilde;&iacute;a de redes sociales que solucione el problema. Mike Bailey, un importante analista de seguridad en Foreground Security, una empresa de Florida, dijo que descubri&oacute; el problema, que aprovecha una vulnerabilidad conocida en el lenguaje de programaci&oacute;n Flash de Adobe Systems. REUTERS/Mario Anzuoni</p>