24 de enero de 2010 / 13:11 / en 8 años

Empresas de ciencia y tecnología invierten en Londres

Por Kate Kelland

LONDRES (Reuters) - Sólo tomó unas pocas semanas de análisis para que el empresario rumano Emi Gal decidiera dónde ubicar la sede de su firma de medios digitales, y su elección apunta a un prolongado estereotipo sobre el atractivo global de Londres.

“Londres es en buena medida el centro del mundo si quieres trabajar en medios y publicidad”, declaró a Reuters el joven de 23 años.

Mientras el Gobierno va a la reelección este año y los títulos pronostican un éxodo de genios financieros si los bonos de los banqueros reciben más impuestos, en algunos medios nacionales podrían empezar a oírse opiniones como la de Gal con mayor frecuencia.

Pero expertos concuerdan en que ha habido un genuino progreso en el país, que hace unas décadas estaba decayendo como polo de atracción para estudiantes y emprendedores en ciencias, salud y tecnología, quienes además impulsan la economía del conocimiento.

Además de Gal, cuya programo permite a las compañías de medios ganar dinero con videos online agregando “hipervínculos” a los puntos de venta de productos de consumo, otros están eligiendo a Gran Bretaña como su centro de operaciones.

Unos 100 empresarios en los últimos cinco años escogieron el país como polo: en términos de migración global constituyen una minoría, pero están contrarrestando la “fuga de cerebros”, simbolizada hace 20 años por la partida a Suiza del inventor de la World Wide Web.

Tim Berners-Lee, egresado de la Universidad de Oxford, tuvo que mudarse a Ginebra para acceder al mayor nodo de internet de Europa, en el laboratorio de física CERN.

En respuesta a políticas implementadas una década después de su partida, datos del Departamento de Comercio e Inversión (UKTI) del Gobierno muestran ahora que nuevas empresas de países como Estados Unidos, Corea del Sur e Israel también han instalado sus nuevas oficinas centrales en Gran Bretaña.

Jean-Christophe Dumont, experto en inmigración de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), indicó que Gran Bretaña está ahora bien posicionada en Europa, según una serie de índices que miden factores como impuestos, el papeleo, la dinámica de los mercados internos.

La evaluación también toma en cuenta cómo estos factores están conectados en el escenario internacional y la capacidad de la empresa de acceder a una mano de obra calificada.

“Realmente no es una sorpresa ver que el Reino Unido ha sido capaz de atraer a un número significativo de estas personas”, sostuvo a Reuters.

Viendo el éxito de Gran Bretaña, agregó que países como Francia y Japón han elaborado políticas para atraer empresarios extranjeros o inversores adinerados, que podrían volcar grandes sumas de dinero en negocios generadores de empleo y fomentar sus economías.

ALTALMENTE CALIFICADO

Según el Instituto Legatum, un gabinete de expertos en inversiones que califica a 104 naciones en base a un Indice de Prosperidad, Gran Bretaña está segunda en la lista de iniciativa comercial e innovación, detrás de Estados Unidos y por delante de Canadá, Suecia y Holanda.

“Lo mejor que hace Gran Bretaña en este momento es proporcionar una infraestructura para que negocios pequeños y medianos crezcan y lleguen no sólo al país, sino a Europa, a Estados Unidos y el resto del mundo”, comentó Gal, el empresario rumano.

“Llegar a un público internacional desde una única ubicación no es algo que uno puede hacer desde muchas ciudades en el mundo, y los británicos han comprendido que si ayudan a los empresarios a crecer, todos ganan”, agregó.

Los empresarios dicen sentirse atraídos por una serie de factores: un idioma común, una geografía atractiva y el estatus de Londres como polo internacional. También ven beneficios menos tangibles como la diversidad cultural, la apertura a los extranjeros y el entusiasmo por las nuevas ideas.

Muchos también mencionan a los fondos de científicos altamente calificados que salen de las universidades, y la sensación de que Gran Bretaña ofrece un entorno comercial dinámico.

Otro recién llegado, Compound Photonics, comenzó en un laboratorio de Phoenix en Estados Unidos y se trasladó a Cambridge para desarrollar pantallas de definición extremadamente alta para la próxima generación de cinéfilos y teleespectadores.

La TV de alta definición normal tiene alrededor de un millón de píxeles en una pantalla estándar, pero Compound dice que su versión tiene 10 millones. Asegura también haber encontrado un modo de crear imágenes en tres dimensiones sobre pantallas que no requieren anteojos.

El cofundador Jonathan Sachs explicó que se sintió atraído a Gran Bretaña en parte por un laboratorio de fotónica de clase mundial de la Universidad de Cambridge, además de su enorme fondo de talentos.

Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below