Temperatura más alta de la historia lleva la ciencia al Big Bang

lunes 15 de febrero de 2010 13:39 GYT
 

Por Maggie Fox

WASHINGTON (Reuters) - Un grupo de científicos creó en un laboratorio la temperatura más alta de la historia, cuatro billones de grados centígrados, un nivel suficientemente cálido para convertir la materia en la especie de sopa que existió microsegundos después del nacimiento del universo.

Los científicos utilizaron un acelerador de átomos gigante del Laboratorio Nacional Brookhaven del Departamento de Energía estadounidense, ubicado en Nueva York, para hacer chocar a iones de oro entre sí, a fin de producir las explosiones ultracalientes, que tuvieron una duración de milisegundos.

Sin embargo, el resultado es suficiente para darle a los físicos material de estudio por años, con lo que esperan entender cómo y por qué se formó el universo.

"Esa temperatura es lo suficientemente caliente para fundir protones y neutrones", dijo el lunes Steven Vigdor de Brookhaven durante una conferencia de prensa en una reunión de la Sociedad de Física de Estados Unidos, en Washington.

Estas partículas crean átomos, pero están hechas de componentes más pequeños llamados quarks y gluones.

Lo que los físicos buscan son pequeñas irregularidades que puedan explicar por qué la materia se salió de la caliente sopa primigenia.

También esperan utilizar sus hallazgos para aplicaciones más prácticas, como en el campo de la "spintrónica" que busca hacer aparatos computacionales más pequeños, rápidos y poderosos.

Los científicos utilizaron el Acelerador Relativista de Iones Pesados (RHIC por su sigla en inglés) para colisionar los iones de oro miles de millones de veces.   Continuación...

 
<p>Representsaci&oacute;n de un artista de las primeras luces estelares generadas tras el Big Bang. Un grupo de cient&iacute;ficos cre&oacute; en un laboratorio la temperatura m&aacute;s alta de la historia, cuatro billones de grados cent&iacute;grados, un nivel suficientemente c&aacute;lido para convertir la materia en la especie de sopa que existi&oacute; microsegundos despu&eacute;s del nacimiento del universo. REUTERS/David Aguilar</p>