17 de febrero de 2010 / 20:49 / hace 7 años

Los genes africanos podrían revelar secretos para larga vida

3 MIN. DE LECTURA

Por Maggie Fox

WASHINGTON (Reuters) - Un vistazo científico a las profundidades del corazón de Africa confirma que los africanos tienen más diversidad genética que los europeos o los asiáticos y da perspectivas sobre cómo vivir una larga vida pese a las enfermedades y la hambruna.

Investigadores hicieron una secuencia de los genomas completos de cinco personas del sur de Africa de más de 80 años: el arzobispo Desmond Tutu de Sudáfrica y cuatro bosquimanos de Namibia.

"En promedio encontramos tantas diferencias genéticas entre dos bosquimanos como las que hay entre un europeo y un asiático", dijo la doctora Vanessa Hayes de la University of New South Wales en Australia, quien trabajó en el estudio que será publicado en la edición del jueves de la revista Nature.

"Esta investigación ahora nos brinda las herramientas para leer la historia de la evolución humana y específicamente la historia de la evolución de las enfermedades", añadió.

Los expertos en genética saben desde hace largo tiempo que a nivel del ADN no existe la raza.

También saben que Africa, la fuente de todos los humanos modernos, tiene más diversidad genética. Esta probablemente es la causa por la que tantos pueblos distintos permanecieron y evolucionaron ahí, mientras que los europeos, asiáticos y otros grupos surgieron de poblaciones más pequeñas que emigraron del continente.

"Para saber cómo los genes afectan la salud debemos revisar el completo rango de variaciones genéticas humanas, y el sur de Africa es el lugar para revisarlo", dijo Webb Miller de la Pennsylvania State University.

El equipo revisó a algunos de los africanos de mayor edad, tanto en términos de edad como de raíces genéticas. Tutu es de la etnia bantú, mientras que los cuatro bosquimanos provienen de sociedad cazadoras-recolectoras del desierto Kalahari de Namibia.

"Los bosquimanos participantes han llegado a su avanzada edad pese a vivir bajo condiciones difíciles debido a la periódica hambruna y enfermedades que no fueron tratadas", escribieron los investigadores.

Hubo sorpresas. Por ejemplo, Tutu y un bosquimano tenían muchas mutaciones distintas más conocidas como polimorfismo de un solo nucleótido o SNPs de las que fueron vistas en las secuencias de otros individuos.

Los científicos encontraron diferencias en los genes que permiten a los adultos digerir leche de vaca, uno relacionado con tener la piel de un color claro y SNPs que hacían a los cinco hombres susceptibles a la malaria.

Estos genes pueden decir a los científicos cómo los humanos se adaptan a ambientes cambiantes, señalaron los investigadores.

Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below