Tener la boca cerrada, clave para contratistas de Apple

jueves 18 de febrero de 2010 15:23 GYT
 

Por James Pomfret y Kelvin Soh

TAIPEI/LONGHUA, China (Reuters) - El gran complejo de fábricas en la ciudad de Longhua, al sur de China, se asemeja a una fortaleza industrial.

Para entrar en las instalaciones, los trabajadores deslizan sus tarjetas de seguridad por la puerta. Los guardias supervisan a los ocupantes de cada vehículo con escáneres de reconocimiento de huellas dactilares.

Camiones contenedores y grúas retumban sin descanso en el complejo, sirviendo a varias fábricas que producen en grandes cantidades artículos electrónicos para las principales firmas del mundo durante todo el día.

Dentro de la ciudad fortificada, uno de los varios complejos dirigidos por Foxconn International, un gran proveedor de Apple, a los empleados se les cubren la mayoría de sus necesidades diarias. Hay dormitorios, comedores, salas de juego, incluso bancos, oficinas postales y panaderías.

Muchos de los artilugios terminados de Apple, desde el iPod al iPad, son ensamblados en complejos industriales como el de Longhua. Y a la hora de salvaguardar los secretos de Apple, Foxconn, una unidad del Hon Hai Precision Industry de Taiwán, no dejan nada al azar.

"La seguridad es estricta en cualquier lugar dentro de las fábricas", dijo un trabajador uniformado fuera de la fábrica de Foxconn en Longhua, a más o menos una hora de Hong Kong. "Usan detectores metales y nos buscan. Si tienes algún objeto metálico cuando sales, simplemente llaman a la policía", dijo.

El portavoz de Hon Hai Edmund Ding declinó hacer comentarios para este artículo, al igual que Apple.

Pero fuentes de la industria en China y cualquier otro lugar del sudeste asiático dicen que Apple llega a lo que una persona del negocio denominó como "extremo" para proteger incluso los detalles más pequeños de sus nuevos productos en desarrollo.   Continuación...