COLUMNA-Nuevo protocolo: cómo rechazar en Facebook sin ofender

lunes 22 de febrero de 2010 08:56 GYT
 

Por Richard Baum

NUEVA YORK, EEUU (Reuters) - Un compañero que acabo de conocer en el trabajo me ha invitado a ser su amigo en Facebook. No quiero ofenderlo, pero tampoco quiero compartir mis fotos ni mis malos resultados en el Scrabble con alguien a quien apenas conozco.

¿Puedo ignorar su invitación?

"¿Puedo ser tu amigo?" podría funcionar a los niños para romper el hielo, pero no es algo que se oiga mucho entre adultos, al menos fuera de Las Vegas.

La amistad, como se entiende por lo general, es una relación que se construye a partir de intereses compartidos, experiencias comunes y la imperiosa necesidad de pedir prestado a tu vecino las herramientas.

Aún así para mucha gente, Facebook permite retrotraernos a las simplezas de la guardería.

Más que invitar a alguien a que sea nuestro amigo de Facebook después de haberlo conocido en el mundo real, muchos de nosotros usamos Facebook como un atajo para evitar el tiempo que hace falta para construir una relación.

¿Por qué molestar a alguien que acabas de conocer con preguntas sobre su familia, intereses y capacidad de mantener una granja o un acuario, cuando simplemente puedes enviarle una petición de amistad y leer las respuestas en tu tablón de noticias de Facebook?

No damos mucha importancia a recibir peticiones de amistad después de conocer a alguien por primera vez en, digamos, la cena de una fiesta.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de una fotograf&iacute;a de unos estudiantes de la universidad George Washington, en su perfil de Facebook. Nov 25 2007. Un compa&ntilde;ero que acabo de conocer en el trabajo me ha invitado a ser su amigo en Facebook. No quiero ofenderlo, pero tampoco quiero compartir mis fotos ni mis malos resultados en el Scrabble con alguien a quien apenas conozco. REUTERS/Jonathan Ernst/archivo</p>