23 de febrero de 2010 / 18:26 / hace 7 años

Los diseñadores abrazan el poder de los blogs multitudinarios

Por Clara Ferreira-Marques y Basmah Fahim

LONDRES (Reuters) - Los diseñadores están abrazando a una creciente multitud de seguidores de la moda por internet llevando el glamour de los desfiles más allá de la codiciada primera fila, y muchos jóvenes diseñadores saludan una tendencia que dicen los acerca más a los consumidores.

Después de años de rechazar internet, un cambiante mercado del lujo ha obligado incluso a las casas de moda a dar la bienvenida a la red y, más recientemente, a una cultura de blogs, micro-blogs o "twiteo" (de la red social Twitter).

Para los jóvenes diseñadores como el canadiense Mark Fast, de 29 años, mostrar su colección de piezas de punto que se amoldan al cuerpo en la semana de la moda de Londres, la blogosfera ofrece una voz a las nuevas opiniones y una plataforma para la puesta en marcha de marcas propias.

"Es una estupenda manera de llegar a muchas más personas", dijo Fast entre bastidores, mientras modelos y ayudantes se preparaban para su desfile.

"Todo el mundo tiene una opinión, está bien escuchar lo que estas personas están pensando, darles una voz. ¿Por qué no?", agregó.

Fast se ha convertido en uno de los protagonistas del debate en los blogs multitudinarios después de elegir a las modelos más grandes para mostrar su colección junto a las más tradicionales de tamaño pequeño, una iniciativa que dice tiene que ver más con la diversidad que con llamar la atención.

Mary Katrantzou, que enseñó su propuesta de colección de vestidos estructurados en una inspiración dramática del siglo XVIII junto a Fast, dijo que los blogueros le ofrecían datos muy útiles, pero sobre todo, la ponían en contacto directo con los clientes.

"Es una nueva forma de ponerse en contacto con la gente y descubrir lo que sienten acerca de la ropa", dijo a Reuters.

"Antes, era la tienda (nuestra compradora) la que tenía acceso al cliente. Ahora tú tienes el acceso directo", agregó.

Los diseñadores veteranos como Paul Costelloe se hacen eco de la idea y defienden que los blogueros también los han acercado a una nueva generación de consumidores. "Es un tipo diferente de seguimiento, a veces los jóvenes que no conocen tu bagaje sólo tienen que mirar y ver lo qué estas haciendo ahora", expresó.

CERCA DE LA PRIMERA FILA

No todo el mundo ha acogido con satisfacción la voz que internet ha dado a gente tan diversa como los blogueros adolescentes Tavi Gevinson y Bryan Boy o a partidarios incondicionales de la moda como el sitio Vogue.com de Vogue.

Pero los blogueros y colaboradores de los sitios online de moda son ahora algo normal y, cada vez más, se están moviendo más cerca de la primera fila, un lugar normalmente reservado a los editores de renombre y a los compradores.

Para contribuir a mejorar el impacto de las opiniones instantáneas de la moda, los organizadores de la London Fashion Week han dejado ver muchos de los desfiles de este año en directo en internet, e incluso la casa de modas Burberry lo ha hecho en tres dimensiones.

Pero la reunión de internet y de la moda vanguardista está lejos de hacerse con la pasarela.

"El gasto, el hecho de que la gente tiene que viajar por el mundo para ver desfiles, que sería más barato ver fotos online, ha provocado que la gente debata si existe esa opción", dijo Dolly Jones, editora de Vogue.com.

"Sin embargo, hay una constelación natural, la moda es emocionante y la gente quiere celebrarla. La pasarela es el centro de la celebración", agregó.

Para Scott Schuman, ex propietario de un salón de exposición y ahora el nombre detrás del célebre sitio de la calle de la moda Sartorialist, los blogs y sitios dan esplendor a las pasarelas de todo el mundo podrían al final aumentar su interés y provocar que se terminen haciendo desfiles pagos.

"Le pregunté a la gente en mi blog, ¿pagaría (para ver un desfile)? Muchos de ellos dijeron que sí", dijo a Reuters en un aparte de la semana de la moda londinense.

"Eso no hará a los desfiles superfluos, los convertirá en entretenimiento. Los Oscar solían ser algo restringido a la industria y el comercio, ahora son un gran entretenimiento", concluyó.

Reporte de Clara Ferreira-Marques y Basmah Fahim; Traducido por Itziar Reinlein en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below