Jefe de Toyota espera ventas en EEUU se recuperen

lunes 8 de marzo de 2010 09:10 GYT
 

Por Nobuhiro Kubo y Chang-Ran Kim

TOKIO (Reuters) - El presidente de Toyota dijo el lunes que espera que las ventas en Norteamérica se recuperen en marzo, luego de una fuerte caída el mes pasado cuando la automotriz suspendió las ventas de algunos modelos que habían sido retirados del mercado por fallas.

Las ventas de Toyota en Estados Unidos, su mayor mercado, cayeron casi un 9 por ciento en febrero mientras que las de rivales como Ford Motor y General Motors ganaron terreno.

"Pienso que es posible (que se recuperen las ventas)", dijo Akio Toyoda a los periodistas luego de reunirse con el primer ministro japonés, Yukio Hatoyama.

"Estamos tomando medidas en forma simultánea para reparaciones y recuperación de ventas. Los empleados locales están trabajando duro en eso", indicó.

Una crisis de seguridad que ha llevado al retiro de unos 8,5 millones de vehículos Toyota en todo el mundo ha dañado la reputación de la automotriz y ha provocado que algunas concesionarias en Estados Unidos evitaran vender algunos modelos en inventario a principios de febrero hasta que se hicieran los arreglos.

Para luchar la caída de ventas, Toyota busca ganarse a los consumidores con descuentos sin precedentes, como financiación al cero por ciento por cinco años en modelos exitosos como el Camry.

También ofrecerá términos atractivos de alquiler y mantenimiento gratuito por dos años para retornar a los clientes de Toyota.

Con el objetivo de dejar la crisis de retiro detrás, Toyoda ha pedido disculpas el mes pasado a la gente y a Estados Unidos, Japón y China -los tres mayores mercados de Toyota- con la esperanza de recuperar la confianza de los consumidores.

(Editado en español por César Illiano)

 
<p>El logo de Toyota en una exhibici&oacute;n de autos en Ginebra. Marzo 3 2010. Toyota dijo que no encontr&oacute; evidencias de aceleraci&oacute;n involuntaria en los veh&iacute;culos que ya fueron reparados por esa falla, en un nuevo cruce con los clientes de la marca, que atraviesa una grave crisis de seguridad. REUTERS/Denis Balibouse</p>