10 de marzo de 2010 / 14:59 / en 8 años

Toyota y autoridades EEUU investigan incidente con Prius

Por Steve Gorman y Bernie Woodall

LOS ANGELES/DETROIT (Reuters) - Reguladores de seguridad en Estados Unidos y Toyota enviaron equipos el martes para inspeccionar a un Prius que se aceleró fuera de control en una autopista de California el día anterior, mientras la firma busca superar la crisis por el retiro de autos del mercado.

El secretario de Transporte de Estados Unidos, Ray LaHood, dijo que dos investigadores de la Administración Nacional de Seguridad en Autopistas (NHTSA por sus iniciales en inglés) fueron enviados a San Diego “para ser parte de la investigación” del incidente del lunes.

El hecho involucró a un sexagenario que terminó nervioso pero ileso cuando su vehículo Prius no desaceleraba, desatando una carrera a toda velocidad que culminó gracias a la intervención de un miembro de la patrulla motorizada.

“NHTSA recuerda a los propietarios de todos los vehículos retirados que se contacten con sus concesionarios inmediatamente si están experimentando problemas”, dijo la portavoz de NHTSA Olivia Alair en un comunicado.

Toyota Motor Corp dijo que sus propios inspectores estaban trabajando el martes para tratar de encontrar las causas por las que el Prius modelo 2008 acelerara descontroladamente a más de 145 kilómetros por hora cuando era conducido por su dueño, James Sikes, de 61 años.

El incidente se produce en un mal momento para Toyota, que lucha desde hace semanas para garantizar a sus clientes que ha superado los problemas de seguridad que provocaron el retiro de 8,5 millones de vehículos en todo el mundo.

Sikes contó a la policía que su auto se descontroló cuando él deliberadamente aceleró para pasar a otro vehículo en el camino y el motor aparentemente aumentó la velocidad por si solo.

“Pisé el pedal del acelerador para pasar a un auto e hizo algo que parecía gracioso”, dijo Sikes a periodistas. “Saltó y quedó atascado ahí. A medida que avanzaba, yo trataba de frenar (...) pero no frenaba”, agregó.

El portavoz de la patrulla de caminos de California, Brian Pennings, dijo que la policía no tenía razón para dudar del relato de Sikes, basándose en las observaciones de oficiales y en la evidencia de un uso intensivo de los frenos.

Pennings dijo que Sikes también parecía genuinamente alterado por el incidente y se quejó de dolores en el pecho, lo que hizo que la policía llamara a los paramédicos, que lo revisaron en el lugar del hecho y pudieron calmarlo.

Sikes dijo a periodistas que recibió un aviso de retiro del mercado por su Prius y llevó el vehículo a un concesionario, pero allí no lo recibieron diciéndole que el auto no estaba en la lista de aquellos que debían ser reparados.

El incidente de aceleración involuntaria que involucró a Sikes duró unos 20 minutos a lo largo de unos 48 kilómetros a alta velocidad hasta que el hombre pudo controlar el auto asistido por una patrulla.

Reporte adicional de Dan Whitcomb en Los Angeles, Soyoung Kim en Detroit y Chang-Ran Kim en Tokio; editado en español por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below