SpaceX dice prueba de motores cohete Falcon 9 fue un éxito

lunes 15 de marzo de 2010 08:30 GYT
 

Por Irene Klotz

CABO CAÑAVERAL, EEUU (Reuters) - Space Exploration Technologies probó con éxito este fin de semana los motores su cohete Falcon 9, un importante paso hacia el vuelo inaugural de una nave desarrollada por privados que llevaría carga, y posiblemente astronautas, hacia la órbita, dijo la compañía.

El encendido "estático" de 3,5 segundos de los nueve motores del Falcon -que funcionan a base de kerosene y oxígeno líquido- se realizó el sábado, en una plataforma de lanzamiento reacondicionada en la base de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral, Florida.

Este se realizó luego de que un encendido de prueba anterior fuera abortado la semana pasada debido a una válvula configurada inapropiadamente.

La exitosa prueba de la firma SpaceX, con sede en California, allana la vía para la primera misión del Falcon 9, un vuelo de demonstración que podría realizarse tan pronto como el 12 de abril desde el mismo sitio, justo al sur de las plataformas de los transbordadores del Centro Espacial Kennedy.

El presidente Barack Obama ha propuesto agregar 6.000 millones de dólares al presupuesto de la NASA durante los próximos cinco años para ayudar a las firmas privadas como SpaceX a desarrollar naves espaciales que podrían llevar astronautas hacia y desde la Estación Espacial Internacional.

Con el retiro de la flota de transbordadores de la NASA fijado por preocupaciones de seguridad y costos, la agencia estadounidense ha derivado el transporte de personal a la base orbital al Gobierno ruso, a un costo de unos 51 millones de dólares por asiento.

Obama planea sostener un encuentro en Florida el mes próximo para discutir los planes y la industria espacial estadounidense.

SpaceX, controlada y operada por el empresario de internet Elon Musk, ya cuenta con contratos de la NASA que ascienden a casi 1.900 millones de dólares para desarrollar y volar cohetes Falcon 9 y cápsulas Dragon para misiones de reabastecimiento de la EEI.

(Editado en español por Ricardo Figueroa)