15 de marzo de 2010 / 13:43 / hace 7 años

Los volcanes de aguas profundas, claves en el cambio climático

4 MIN. DE LECTURA

Por David Fogarty

SINGAPUR (Reuters) - Una enorme red de volcanes submarinos que bombean agua rica en nutrientes en el Océano Antártico tiene un papel clave en la absorción de grandes cantidades de dióxido de carbono, actuando como un freno contra el cambio climático, dijeron expertos.

Un grupo de científicos australianos y franceses han demostrado por primera vez que los volcanes son una fuente importante de hierro que las plantas unicelulares llamadas fitoplancton necesitan para florecer y en el proceso absorber CO2, la principal fuente de los gases de efecto invernadero.

Los océanos absorben alrededor de una cuarta parte del CO2 producido por el hombre por los combustibles fósiles y la deforestación, siendo el océano Antártico, entre Australia y la Antártida, el mayor vertedero de carbono.

El fitoplancton sostiene la cadena alimentaria del océano. Cuando mueren o son comidos, llevan grandes cantidades de carbono que absorben hacia el fondo del océano, aprisionándolo durante siglos.

Ha habido un gran número de estudios que muestran que el hierro se libera de los volcanes situados en aguas profundas, dijo Andrew Bowie, un destacado científico del Antarctic Climate & Ecosystems Cooperative Research Centre en Hobart, Tasmania.

"Pero ningún estudio ha considerado eso a un nivel global y considerado su importancia en el almacenamiento de carbono del océano Antártico", dijo Bowie, uno de los autores, a Reuters.

Los volcanes están esparcidos a lo largo de profundas cordilleras oceánicas que marcan las mayores placas tectónicas de la corteza terrestre y el estudio se basa en parte en cuánto hierro hay en el océano Antártico a profundidades de hasta cuatro kilómetros.

El estudio se ha publicado en el último número de Nature Geoscience.

El hierro se encuentra sólo en pequeñas cantidades a lo largo del océano Antártico, frenando el crecimiento del fitoplancton.

Los científicos han demostrado que grandes cantidades de hierro pueden proceder del polvo transportado por el viento, por ejemplo de una gran tormenta de polvo en Australia, o de sedimentos ricos en hierro de las aguas costeras, haciendo florecer el fitoplancton.

Estas fuentes son variables pero podrían incrementarse si algunos países, como Australia, se vuelven más áridos.

Constante

El último estudio muestra que la cantidad de hierro de los volcanes de aguas profundas es relativamente constante y responsable de entre el 5 y el 15 por ciento del almacenamiento total de carbono del océano Antártico, y en algunas regiones hasta el 30 por ciento.

Los científicos hallaron que gran parte del agua profunda rica en hierro llegó a la superficie más cerca de la Antártida, llevando al florecimiento del fitoplancton.

Bowie dijo que aún no estaba claro cómo afectará el cambio climático a la cantidad total de hierro que llega a la superficie del océano Antártico.

Traducido en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below