British Airways lucha contra huelga empleados cabina

sábado 20 de marzo de 2010 10:36 GYT
 

Por Tim Castle

LONDRES (Reuters) - La aerolínea British Airways informó el sábado que espera transportar a más de 60 por ciento de sus pasajeros este fin de semana, pese a la huelga de tres días iniciada por sus empleados de cabina que podría afectar a los laboristas británicos en el poder antes de las elecciones.

La huelga por salarios y puestos de trabajo comenzó a la medianoche del sábado e interrumpirá los viajes de miles de personas, después del colapso de las negociaciones entre el sindicato Unite -el mayor patrocinador financiero individual del partido Laborista- y la administración.

Los empleados dijeron además que realizarán otra huelga de cuatro días más tarde en el mes.

BA, que planea transportar a más de un 60 por ciento de sus pasajeros este fin de semana -cerca de 49.000 personas al día- a pesar de cancelar muchos de sus vuelos programados, dijo que su mayor plan de contingencia está funcionando bien.

"Nuestro principal objetivo esta semana ha sido dar a los clientes la mayor cantidad de información lo más pronto posible para que escojan una de las opciones que les hemos ofrecido", dijo el portavoz.

Unite dijo que la huelga recibió fuerte apoyo de la tripulación.

"La severidad de la interrupción empeorará día a día, dado que los empleados en el exterior regresarán y no volverán a salir", sostuvo un portavoz.

Un testigo de Reuters en el Terminal 5 del aeropuerto Heathrow en Londres, el principal centro de operaciones de BA, dijo que los planes de contingencia parecían estar funcionando porque había muy pocas personas haciendo fila por información sobre la huelga.   Continuación...

 
<p>Un empleado de cabina de British Airways luce una m&aacute;scara durante una reuni&oacute;n del sindicato Unite en Sandown. Los tripulantes de cabina de la aerol&iacute;nea iniciaron el s&aacute;bado una huelga de tres d&iacute;as tras el colapso de las negociaciones con la administraci&oacute;n. REUTERS/Toby Melville REUTERS/Toby Melville</p>