Corea del Norte lanza su propio software operativo

martes 6 de abril de 2010 06:31 GYT
 

SEUL (Reuters) - Corea del Norte ha desarrollado su propio sistema operativo para computadoras muy centrado en la seguridad, influido por Microsoft y alrededor de 10 años obsoleto.

Corea del Norte es uno de los países más aislados del mundo y trata de cortar el flujo de información desde el mundo exterior. Enseña a los estudiantes sobre internet mostrándoles papeles fotocopiados de pantallas de ordenador.

El sistema en coreano, cuyo nombre se traduce como "Estrella Roja", es tan avanzado como un sistema de hace una década, y no se prevé que llegue a computadoras fuera del país, dijo un instituto gubernamental surcoreano en un informe obtenido el martes.

"Debido a los pocos programas aplicables disponibles, Estrella Roja ni siquiera será distribuido con facilidad en Corea del Norte", dijo el Instituto de Política de Ciencia y Tecnología tras obtener el software y realizar un análisis detallado.

"Corea del Norte ha creado un sistema operativo para ordenadores donde puede controlar su propia seguridad informática", agregó el instituto.

Los pocos civiles norcoreanos que pueden acceder a internet sólo ven unas pocas páginas que han sido aprobadas por los censores estatales.

Pyongyang también ha lanzado una unidad de ciberataques que está dirigida contra páginas de Corea del Sur, Estados Unidos y otros lugares, que se ha convertido en una creciente preocupación para potencias regionales, según funcionarios de inteligencia.

Estrella Roja utiliza la canción coreana "Arirang", popular en ambas zonas de la península, como música de inicio, y cuenta los años utilizando su calendario "juche", que empieza a partir del nacimiento del fundador del estado, Kim Il-sung.

El sistema Estrella Roja, basado en Linux, toma prestadas bastantes cosas de versiones antiguas de Microsoft y tiene copias falsificadas del procesador de texto, hojas de cálculo y programas de power point del gigante informático, dijo el informe.

También funciona con numerosos programas de seguridad diseñados para permitir a las autoridades controlar lo que los usuarios norcoreanos de computadoras han estado utilizando o evitar que entren intrusos.

(Reporte de Christine Kim y Jon Herskovitz; traducido por Redacción Madrid, editado por Hernán García)