¿Quieres un iPad? Fanáticos de Apple van al mercado gris

miércoles 14 de abril de 2010 16:22 GYT
 

Por Jim Finkle

BOSTON (Reuters) - La decisión de la empresa tecnológica estadounidense Apple de demorar la venta de su popular iPad en el exterior podría frustrar a los clientes en Alemania, Francia o Japón, pero le alegró el día a algunos fanáticos de la empresa.

Los revendedores -oportunistas que adquieren productos populares y luego los revenden en internet a un mayor precio- han estado cobrando sobreprecios de más de 500 dólares en sitios como Craigslist o eBay.

Sin embargo, podrían aumentar el precio aún más, gracias al anuncio de Apple de que no comercializará el iPad fuera de Estados Unidos hasta fines de mayo.

Hasta entonces, los compradores de Europa, Asia y Oriente Medio que no puedan esperar al arribo de la computadora con pantalla táctil no tendrán otra opción que pagar más en internet para conseguir un iPad.

"Existe una demanda enorme. Estoy comprando tantos como puedo", dijo Todd Davis, proprietario de ToddsToyz.com, un minorista online de Boston que vende artículos de electrónica a todo el mundo.

La firma cobra entre 100 y 150 dólares más que el precio de lista por sus artículos, pero algunas otras minoristas como eBay estaban pidiendo 1.200 dólares o más por un producto que Apple vende a 699 dólares.

Davis dijo que sólo pudo comprar cinco iPads antes de que se agotaran, pero planeaba recorrer las tiendas de Apple y Best Buy en la zona de Boston en busca de más.

La minorista online británica PurelyGadgets.co.uk vendía las computadoras "tablet" a entre 590 libras (914 dólares) y 790 libras (1.223 dólares), una prima importante para un artículo cuyo precio original es de entre 499 y 699 dólares.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de un iPad de la compa&ntilde;&iacute;a Apple en una de las tiendas de la empresa en San Francisco, abr 3 2010. La decisi&oacute;n de la empresa tecnol&oacute;gica estadounidense Apple de demorar la venta de su popular iPad en el exterior podr&iacute;a frustrar a los clientes en Alemania, Francia o Jap&oacute;n, pero le alegr&oacute; el d&iacute;a a algunos fan&aacute;ticos de la empresa. REUTERS/Robert Galbraith</p>