Nube ceniza profundiza caos tráfico aéreo en Europa

sábado 17 de abril de 2010 17:39 GYT
 

Por Mark Trevelyan

LONDRES (Reuters) - El caos del tráfico aéreo en Europa empeoró el sábado mientras una enorme nube de ceniza volcánica se esparcía en dirección sureste por el continente, provocando la cancelación de casi tres de cada cuatro vuelos y varando a miles de pasajeros de todo el mundo.

La agencia de aviación Eurocontrol dijo que no era posible aterrizar o despegar naves civiles en buena parte del norte y centro de Europa, debido a la nube de ceniza originada por un volcán en Islandia que aún se encuentra en erupción.

Varios países cerraron su espacio aéreo hasta el domingo o lunes y expertos climáticos pronosticaban que la nube no se movería lejos. Dijeron que la columna de ceniza podría incluso volverse más concentrada el martes y miércoles, planteando una mayor amenaza a los viajes aéreos.

La columna que flota en la atmósfera superior, donde podría provocar problemas en los motores a propulsión de los aviones y sus fuselajes, está costando a las aerolíneas 200 de millones de dólares por día y ha interferido en los planes de viajes en todo el mundo.

Vuelos de prueba sin tripulantes tenían lugar en Holanda y otros países europeos para evaluar el impacto de las cenizas en las aeronaves, dijo el Gobierno holandés el sábado.

La interrupción es la peor desde los ataques del 11 de septiembre el 2001 en Nueva York y Washington, cuando el espacio aéreo estadounidense fue cerrado por tres días y aerolíneas europeas fueron forzadas a interrumpir los servicios transatlánticos.

Eurocontrol esperaba unos 5.000 vuelos en el espacio aéreo europeo para el sábado, frente a los 22.000 de un día normal. El viernes hubo 10.400 vuelos, un 35,9 por ciento de la cifra regular para ese día.

"Los pronósticos sugieren que la nube de ceniza volcánica persistirá y que el impacto continuará por al menos las próximas 24 horas", sostuvo Eurocontrol en un comunicado.   Continuación...

 
<p>Un pasajero espera en una terminal del Aeropuerto de Manchester. Abr 16, 2010. REUTERS/Phil Noble</p>