Científicos hallan nueva proteína clave en enfermedad intestinal

lunes 26 de abril de 2010 17:33 GYT
 

Por Kate Kelland

LONDRES (Reuters) - Utilizar medicinas o una dieta para estimular una proteína para restablecer las defensas naturales del organismo contra infecciones intestinales podría ofrecer una nueva forma de tratar enfermedades actualmente incurables como la de Crohn, dijeron científicos europeos.

Investigadores encabezados por científicos del Instituto Pasteur en Lille, Francia, hallaron que tener bajos niveles de una proteína llamada PPAR-gamma, que regula las defensas que matan las bacterias en el intestino, podría disminuir la capacidad de los pacientes de combatir infecciones intestinales.

Por lo tanto, aumentar la PPAR-gamma podría ayudar a proteger contra esas enfermedades.

Mathias Chamaillard, quien lideró el estudio, dijo en una entrevista telefónica que los resultados mostraron que las medicinas utilizadas para otras enfermedades podrían ser efectivas en la enfermedad de Crohn.

Por ejemplo, la medicina Avandia de GlaxoSmithKline para la diabetes, conocida genéricamente como rosiglitazone, ha demostrado restablecer las defensas intestinales mediante la activación de PPAR-gamma, dijo, y Actos de Takeda Pharmaceutical, o pioglitazone, actúa de la misma manera.

Las condiciones de intestinos inflamados como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa afectan a cerca del 0,5 por ciento de la población en naciones desarrolladas y son muy difíciles de tratar.

Los tratamientos incluyen un grupo de medicinas inyectables que bloquean una proteína inflamatoria llamada factor de necrosis tumoral (TMF) como: Remicade de Johnson & Johnson, Humira de Abbott y Cimzia de UCB, pero Chamaillard dijo que no todos los pacientes responden a estas drogas, y otros encuentran que dejan de ser efectivas tras un tiempo.

El equipo europeo, cuyo trabajo fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), utilizó ratones modificados para tener bajos índices de PPAR-gamma y encontraron que eran menos capaces de combatir infecciones bacteriales en el colon, comparados con ratones normales.   Continuación...